?>
Córdoba

Qué traía el agua cuando colapsó Taym

En las primeras muestras había rastros tóxicos de derivados de pinturas y agroquímicos, que se diluyeron en los análisis posteriores.

¿Qué llegó al canal Los Molinos luego de que colapsara la planta de residuos peligrosos de Taym el martes pasado, como consecuencia del temporal en Paravachasca? Todavía hay un halo de duda.
Para llevar tranquilidad a los vecinos sobre la situación, el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) mostró los análisis de las aguas que hoy toma el sur de la ciudad, de los que se desprende que tanto el líquido a tratar como el potabilizado están en buenas condiciones.

Lo que todavía no informan desde la Provincia es qué pasaba en el canal momentos posteriores a la tormenta y aluvión que arrasó que con Villa Parque Santa Ana y la planta de Taym.

eliberadamente, el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos no brinda detalles de estos resultados.

Los estudios que maneja el Ersep fueron realizados por el Centro de Investigación y Transferencia en Ingeniería Química Ambiental (Ciqa) de la Universidad Tecnológica, que tomó muestras en la planta depuradora de Aguas Cordobesas y en el canal en reiteradas oportunidades.

Mario Blanco, vocal del Ersep, hacía hincapié en esto cuando anunciaba que se reestablecía el servicio de agua potable para el sur de la ciudad luego de que permaneciera cortado por orden del Ente y decisión de Aguas Cordobesas durante el aluvión, quien confirmaba que el Ciqa realizaba muestras en diversas partes del canal y la planta el martes por la tarde.

Héctor Macaño, titular del Ciqa, aseguraba que el agua contenía elementos que no son comunes de encontrar en el lugar, aunque se encargó de remarcar que con esos datos no se puede inferir si esos elementos provenían de la planta de Taym.

¿Qué tenía el agua? Parte de la respuesta está en uno de los informes que todavía no se publicó y que el Ministerio de Agua quiere cotejar con otras tomas de muestras que se hicieron en el lugar.

Día a Día tuvo acceso a los resultados de esos análisis, que muestran la presencia en el agua de residuos derivados a pinturas, solventes, esmaltes y agroquímicos, según fuentes vinculadas a la investigación que pidieron estricta reserva de identidad.

En los estudios, se observa la presencia de 2,4,6 triclorofenol en una concentración de 21,62 microgramos por litro. En esta muestra, también se detecta la presencia de 2,4 diclorofenol; 2,6 diclorofenol; 2,4 dister butilfenol; fitol; 2,4 D isobutil ester, buril acetato, metaclor, piretroide haloxifop metil y piretroide.

Todos estos elementos desaparecen en los resultados de las muestras tomadas por el Ciqa el día posterior a la tormenta (29 de marzo) y confirma lo que aseguraba el titular del Centro, respecto a las cosas que normalmente no trae el agua.

Silencio oficial. Día a Día intentó comunicarse con autoridades de la Provincia para tener más información de la espera. Tanto el secretario de Ambiente, Javier Brich, como el responsable de la Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, se negaron a realizar declaraciones sobre el caso de Taym y el canal Los Molinos aduciendo que necesitaban autorización de los responsables de Prensa del Ministerio de Ambiente, Agua y Servicios Públicos para hablar.

Se insistió entonces con los responsables de esa área para conseguir alguna declaración al respecto, pero las solicitudes no fueron respondidas. Además, se intentó dar con el ministro de Agua Ambiente y Servicios Públicos Fabián López, pero nunca contestó el teléfono.

El ministro declaró el jueves por la noche que todavía no se publicaban los resultados porque querían compararlos con otros análisis.

¿Qué pasó en Taym? Esta investigación está ahora en manos de la Justicia, tanto Federal como Provincial. Ayer, el fiscal de Alta Gracia Peralta Otonello realizó una inspección ocular en la planta de Taym, que al igual que Aguas Cordobesas (la empresa encargada de potabilizar el agua) pertenece al grupo Roggio. El fiscal trata de determinar si por el colapso de esta planta pudo haberse contaminado el canal Los Molinos.

El día después de que la planta de Taym se viera desbordada por el agua (tanto en fosas de enterramiento de residuos peligrosos abiertas y activas, y piletas con líquidos que genera esa basura) la vocera de la firma, Gabriela Ananía, dijo que el material alcanzado por el agua fue, sobre todo, residuos sólidos con hidrocarburos y pinturas, que habían llegado ese día a la planta y que se trataba de una baja cantidad. Hoy, Taym tiene una clausura preventiva.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo