Viernes 6 de enero, 18:06
Nublado Parcial 34º / 25% +
/ Registrate

Qué hacer con los alacranes

Por la notoria –y creciente– presencia de estos arácnidos en varios barrios cordobeses, te presentamos las recomendaciones que la Secretaría de Salud envió sobre qué hacer con ellos.

06/01/2012 18:06

Por Redacción Día a Día

En distintos barrios cordobeses ha crecido la presencia de los alacranes o escorpiones. Según explican los expertos, cuando la gente los ve, es porque ya hay muchos en el lugar.

Estos arácnidos aparecen más frecuentemente entre noviembre y abril, aunque se mantienen activos durante todo el año.

La desinformación sobre cómo tratar una picadura de este insecto, es la causa por la que año tras año mueren numerosas personas –en su mayoría, niños–, horas después de haberse emponzoñado.

Hay dos especies de alacranes de importancia médica: una venenosa, y la otra no venenosa. La manera de diferenciar una especie de la otra, es mediante algunas características físicas.

Los alacranes venenosos poseen pinzas largas y delgadas, un aguijón doble, y tienen una coloración castaña-anaranjada, con tres franjas oscuras en el dorso.

Los alacranes no venenosos, en tanto, tienen pinzas cortas y gruesas, y un único aguijón. Su coloración es uniforme.

¿Si me pica? Si un alacrán pica a una persona –cabe destacar que éstos sólo atacan cuando se sienten en peligro o insistentemente molestados–, el paciente debe ser urgentemente atendido en un hospital de cabecera, donde en general tienen el suero antiescorpiónido, que es lo único que neutraliza el veneno.

Tomar abundante agua, desinfectar la zona y aplicar hielo, son algunas de las medidas inmediatas a aplicar. En lo posible, encerrar el escorpión en un frasco con alcohol para llevarlo al centro médico.

La picadura de estos arácnidos no es directamente mortal, pero la urgencia con la que la persona sea atendida, será de lo que dependa la vida de la misma.

Síntomas. Algunas de las primeras manifestaciones del emponzoñamiento son: intenso dolor, mareos, vómitos, sudoración excesiva, taquicardia, dolores abdominales, pérdida momentánea de la visión y el equilibrio. En ancianos, niños, alérgicos o personas débiles, puede provocar la muerte.

Prevención. Estas plagas pueden combatirse utilizando fumigadores hogareños con derribantes –como kahotrina–, previniendo la proliferación de insectos de los cuales se alimentan los escorpiones –como arañas, cucarachas y grillos–, y tapando los resumideros, ya que éstos habitan en lugares húmedos –como cañerías–.

Resúmen de medidas a tomar. Aquí anexamos algunos tips a tener en cuenta.
* No caminar descalzos, ni siquiera sobre alfombras, y especialmente durante la noche.
* Tapar los resumideros de los baños y cocinas con una rejilla mosquitera o fabricar una con medias de nylon.
* Revisar y sacudir la ropa antes usarla, sobre todo los zapatos cerrados.
* Revisar los ángulos de las paredes, puertas o ventanas cuando se realice la limpieza.
* Sus lugares preferidos son los huecos en paredes, muros y grietas, no meta sus manos en ellos.
* Evite acumular la basura, y fumigue (con derribantes del estilo de la kahotrina o similar) contra las cucarachas que son su principal alimento junto con las arañas y los grillos.
* Limpiar alrededor de la casa todo tipo de escombros, maderas, yuyos y revisar los lugares donde se pudieran esconder, además de hacer desinfección con alguna creolina “ya que el olor fuerte de la misma los corre”.
* No arranque hierbas o plantas sin antes haber revisado la base del tallo.
* Extreme estas medidas durante la llegada de las lluvias.
* Alejar las camas de las paredes.
* Colocar frascos de vidrio en las patas de las camas de niños o cunas para evitar que trepen, o bien forrar las patas de la cama con cinta de embalar.

¿Qué te produce este tema?

  • © 2009 - 2011 Todos los derechos reservados.
    Cache generated by MODULE Static Page Cache at 06/01/2012 | 18:06:50 url:http://publicador.diaadia.com.ar/node/153106?recache=1