?>
Córdoba

Pueblos fundados sobre viejos cauces de Agua

Un geólogo de la Facultad de Ciencias Exactas explica el fenómeno de las inundaciones en Córdoba. 

Si bien estos días de sol le han dado un respiro a las poblaciones más afectadas por las lluvias, aún permanecen inundadas varias localidades del sur y norte de la provincia de Córdoba. A raíz de las planicies agrarias, el inconveniente parece recrudecer por la escasa filtración y circulación del agua hacia las afueras de los pueblos. 

En ese marco, Día a Día consultó al geólogo y profesor de la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales (FCEFyN), Edgardo Baldo, para tomar distancia y preguntarnos sobre las causas de estas intensas crecidas. Sobre estos acontecimientos, el docente de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), explicó que “el fenómenos de las inundaciones se deben a una combinación de factores”. 

Por un lado, Baldo remarcó una falencia en la “fundación de los pueblos”. En ese punto, ejemplificó que el pueblo de Idiazábal fue “construido literalmente en una parte baja, que pertenecía antiguamente a una laguna, que con el paso del tiempo se secó”. De ese modo, esa errónea planificación catastral, tras combinarse con la gran cantidad de precipitaciones, “han dejado a ese pueblo bajo el agua”. Más aún, agregó el académico, “este tipo de fenómenos son difíciles de controlar dada la frecuencia y el volumen de agua caída sobre los campos. Teniendo en cuenta que los líquidos no filtran porque el suelo está saturado”.

Por otra parte, el geólogo también ilustró el fenómeno que se da lugar en la localidad de Balnearia. “En ese pueblo, las aguas buscan caminos hacia la laguna Mar Chiquita. Es decir, la corriente va de sur a norte”, describió Baldo. A su vez, apuntó a que en esa zona “las viviendas se construyeron sobre antiguas vías y canales de agua”. “El pueblo se fundó precisamente sobre ese cauce. El desarrollo del ferrocarril, hizo que se formara un dique, haciendo que Balnearia se inunde”, fundamentó el experto. Además añadió que “por más que se hayan construido canales artificiales para desviar el agua por las afueras del pueblo, estas se vieron sobrepasadas por la gran magnitud de lluvias”. 

En relación a las crudas precipitaciones sufridas en los primeros meses del año, el profesor también resumió que “en enero y febrero se desarrollaron reiteradas tormentas debido a la alta temperatura e intensa humedad que se registraron en la atmósfera, que al juntarse con los frentes fríos provocaron reiterados cambios climáticos”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo