?>
Córdoba

Prorrogan la emergencia y desastre agropecuario en Córdoba por las inundaciones

La resolución publicada en el Boletín Oficial de este martes prorrogó hasta el 31 de marzo la emergencia. 

El Ministerio de Agroindustria de la Nación prorrogó el estado de emergencia y desastre agropecuario en la provincia de Córdoba por las inundaciones.

Por intermedio de la Resolución 12-E/2017 publicada este martes en el Boletín Oficial, se prorrogó hasta el 31 de marzo de 2017 el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, para las explotaciones agrícolas, ganaderas, tamberas y apícolas perjudicadas por el anegamiento de suelos por lluvias extraordinarias, durante el ciclo productivo 2015/2016.

La medida abarca las cuencas hidrográficas Río Carnero y Salsipuedes; Río Jesús María y Río Pinto; Río Totoral y Arroyo Macha; Corral de Bustos y Arroyo del Pescadero; Río de los Tártagos y Río Seco y Sistema Río Dulce, que fuera declarado por la Resolución 2016-353-E-APN-MA del 3 de noviembre de 2016.

Por otra parte, se prorrogó hasta el 31 de marzo de 2017 el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para las explotaciones agropecuarias en las cuencas hidrográficas Río Carcarañá, Sistema Vicuña Mackenna, Arroyo Santa Catalina, Sistema de Canals, Río Quinto (Popopis), Sistema de General Roca, Sistema Morteros, Río Segundo y Sistema San Francisco, que fuera declarado por las Resoluciones 20 del 18 de febrero de 2016 y 167 del 4 de mayo de 2016, y prorrogado por la citada Resolución 2016-353-E-APN-MA.

Los productores agropecuarios afectados deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos; y las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas, y la AFIP, arbitrarán los medios necesarios para que gocen de los beneficios previstos en la Ley 26.509, dispuso la Resolución 12 firmada por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo