?>
Córdoba

“Por fondos, le tengo más fe a Moyano que a Giacomino”

A sólo tres semanas del debut forzoso de Crese, el líder de los recolectores confía en que Moyano consiga la plata de las indemnizaciones.

Días álgidos de reuniones a dos puntas: con Cliba, la actual empleadora de más de 1.200 de sus afiliados, y con el municipio, el relevo de la firma de Roggio cuando debute, el 1º de febrero, Crese, la empresa de higiene urbana.

Con ese trajín llegó enero para Mauricio Saillén, secretario general del Sindicato Único de Recolectores de Basura de Córdoba (Surbac), el poderoso gremio que gravita bajo el paraguas nacional de la federación de camioneros, liderada por Hugo Moyano y en la que Saillén también tiene cargo.

Cuando recibe a este diario, acaba de volver de Capital Federal, donde junto al líder de la CGT tuvo el hasta ahora último round con Cliba. Lo que pelea el Surbac es el cobro para todos sus afiliados de la indemnización por el fin del contrato de la prestataria, un derecho que les asegura su convenio colectivo. Luego de eso, los empleados serán absorbidos por Crese respetando su antigüedad. Saillén asegura que si no les ponen ese dinero en mano (al menos una primera cuota de tres), el  arranque de Crese es mera ilusión. Y admite que el conocimiento del servicio de higiene urbana que tienen los recolectores es un insumo sin el cual el municipio no puede asumir esa tarea.

“Las indemnizaciones suman unos 40 millones de pesos en total, para unos 1.300 trabajadores”, dice. La Muni tiene, por ahora, 20 millones de un crédito del Banco Nación, con el que pagará a Cliba parte de su deuda. Del resto, aún, no hay nada.

–¿Qué dice la empresa?

–A Cliba la tenemos apretada, pero necesitamos que la Municipalidad le pague aunque sea parte del dinero que le debe, unos 90 millones. Justo ayer estuvimos con el compañero Moyano discutiendo eso en Capital Federal con Cliba, y lo último que se habló es que cobremos las indemnizaciones en hasta tres cuotas. Y ese caso queremos que al trabajador se le pague un interés por financiar el cobro.

–¿Puede arrancar Crese sin que ustedes cobren eso?

–El 5 de febrero deben estar pagándonos la primera cuota. Para que arranque el servicio el municipio le va a tener que pagar por lo menos 30 millones de pesos a Cliba, porque la empresa necesita ese flujo de dinero para las indemnizaciones (hasta ahora hay 20 millones asegurados, del crédito del Banco Nación).

 –Pero está claro que las finanzas municipales están en rojo, ¿de dónde va a salir la plata?

–Son semanas donde tiene que haber una solución a nivel nacional, porque la recaudación municipal bajó, y el dinero del revalúo se va a demorar. Puede ser un adelanto del revalúo, por ejemplo.

–Usted mencionó a Moyano, ¿gestionó él fondos ante la Nación?

–Sí. Hugo Moyano está trabajando en esto, está buscando los medios, porque lo imprescindible acá son las indemnizaciones.

–¿Le tiene más fe a esa mediación que a la que se supone está haciendo Giacomino?

–Sí, totalmente. La de Moyano es la mejor gestión y la única. Acá en Córdoba no le creo a ningún político. Creo también que la Nación ayudará porque este quebranto que hay en Córdoba en la recolección se va a generalizar al país, y a nadie le conviene eso.
–Algunos adjudicaban a Moyano un interés “extra” en la higiene urbana cordobesa, como empresario... 

–Muchos decían que era el dueño de la empresa Covelia, pero no es así, y a él no le importa que venga esa empresa. Sí quiere, como nosotros, a empresas nacionales, porque las extranjeras mostraron que cuando hay problemas toman la guita y se van, en cambio las nacionales aguantan las crisis. Moyano es nuestro secretario general a nivel federación (de Camioneros) y el secretario general de nuestra CGT. ¿Cómo no va a presionar acá y en todo el país por nosotros?

Juez es responsable. Sin pelos en la lengua, Saillén habla sin rodeos a la hora de adjudicar responsabilidades por la crisis que terminó obligando a la comuna a municipalizar la recolección.

“La deuda que tiene el municipio con Cliba hoy no es de este intendente, viene de antes. Juez dejó seis meses sin pagar, el tiempo que duró su campaña. Tanto que habla y es un tipo de poca palabra, como le dije el otro día. Él debería haber dejado toda la licitación hecha, no hubiera habido este problema.”

–¿Es cierto que el servicio hoy se presta a medias porque Cliba no paga horas extra?

–En este momento cada trabajador hace entre siete y ocho horas, cuando para completar los recorridos nunca se hizo menos de 10 o 12 horas por empleado. Pero la empresa tomo esa decision porque la Municipalidad no le paga, hay que decirlo. Y también porque se está retirando, claro.

 –¿Faltan camiones también?

–Imaginate, largamos el inicio del contrato con 85 camiones, algunos se dedicaban a reemplazar a los que sufrían algún problema.  Hoy hay 56 camiones pero sólo 34 andan, y se “clavan” (rompen) a cada rato. Tienen que esperar dos horas a que venga alguno de los dos auxilios que funcionan. Por eso está la ciudad así.

Imprescindibles. Desde el corazón mismo del Ejecutivo municipal lo reconocen: el saber específico del personal (sobre todo la línea de supervisores), acumulado a lo largo de 22 años de prestar el servicio de higiene urbana, es un insumo del que Crese no se puede privar. “Nosotros conocemos los recorridos, podemos rediagramar las rutas para que salgan más rápido, y tenemos un equipo que está trabajando en eso”.

–¿El municipio puede hacerlo sin ustedes?

–No, son gente que viene de la política, van a necesitar tiempo para adecuarse, no es sencillo. Por dar un ejemplo, el de los desobstructores de basura: hasta que no nos pusimos a trabajar no supimos qué cantidad de bocas de tormenta hay en la ciudad, ahora sí lo sabemos. 

–¿Van a colaborar en eso?

–Estamos preparando todo, pero por eso pedimos el Director Obrero y un Gerente Obrero en Crese, porque una Sociedad del Estado debe tener control de los obreros.

–¿Crese va a prestar un buen servicio?

–Si atiende a lo que le dicen los trabajadores y paga los 20 millones por mes que se necesitan, la ciudad va a gastar igual, sumando personal y mejorando el servicio.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo