?>
Córdoba

Podrían convocar a Bomberos para abastecer a Sierras Chicas

Lo dijo el ministro de Agua y Energía, Manuel Calvo, quien ya habló del tema con su par de Seguridad.

 

La lluvia que, por fin, cayó ayer sobre buena parte del territorio provincial, alivió un poco los ánimos. Pero lo cierto es que la severa crisis hídrica que padecen muchas ciudades de las Sierras Chicas sigue abierta, y las alternativas para paliar la difícil situación nunca parecen ser suficientes. 

Ayer, el titular del nuevo Ministerio de Agua y Energía, Manuel Calvo, dijo que desde su cartera se evalúa, incluso, pedir la ayuda de Bomberos para repartir agua en las autobombas a los vecinos de los principales pueblos afectados por la crisis hídrica: Salsipuedes, Agua de Oro, El Manzano, La Granja y Ascochinga, entre otras.

“No descartamos ninguna alternativa para ayudar a los vecinos. Es una opción que estamos evaluando para incrementar la asistencia a la población más necesitada en esas localidades. Ya lo estuvimos hablando con el ministro de Seguridad, Alejo Paredes (de quien dependen todos los cuarteles de Bomberos de la Provincia)”, dijo Calvo en diálogo con Día a Día. 

No obstante ello, el ministro de Agua aseguró que la Provincia ya ha dispuesto alrededor de 35 camiones cisterna (propios y contratados) para abastecer del vital líquido a las familias de las Sierras Chicas. Se estima que en el conjunto de las localidades más comprometidas por la sequía viven alrededor de 25 mil personas.

Según Calvo, la situación más difícil se vive en La Granja, donde casi el 90 por ciento de la población no tiene agua. En Salsipuedes, el panorama también es muy complicado, aunque la entrada en funcionamiento días atrás de un nuevo pozo en la zona de Plasman alivió algo la crisis. El funcionario dijo que se están ejecutando obras por un total de 12 millones de pesos para mejorar la captación de agua en el sistema Sierras Chicas.

“En los últimos 10 años, en todo el sistema de Sierras Chicas tenemos un déficit de lluvias que llega a los 1.800 milímetros”, dijo el funcionario. En los últimos días, la Provincia también comenzó a asistir a la población de Sierras Chicas a través de la entrega de botellones de agua mineral.

Obras en "carpeta". Para intentar resolver de manera estructural la crisis hídrica que asola desde hace ya varios años a Córdoba, la Provincia tiene en carpeta dos megaproyectos de obra que todavía carecen del financiamiento necesario para hacerse realidad.
Los Molinos. El proyecto más avanzado es el del entubamiento del canal Los Molinos-Córdoba. Es una obra de $ 500 millones, ya licitada, que financiaría el CFI.
Paraná. El otro gran proyecto hídrico que la Provincia tiene en carpeta es la construcción de un canal de casi 400 kilómetros de largo desde Santa Fe, para traer agua desde el río Paraná. El presupuesto general ronda los $ 1.000 millones.

------------------------------

2.000.000 de hectáreas afectadas por la sequía
La sequía está afectando muy fuerte sobre la producción agropecuaria cordobesa. Según un relevamiento del Ministerio de Agricultura de la Provincia, “la crisis hídrica impacta en dos millones de hectáreas”, aunque desde la cartera comandada por Néstor Scalerandi señalaron que “si llueve en los próximos días la situación se aliviaría”.
Ayer, autoridades del Ministerio de Agricultura se reunieron con representes de las entidades que nuclean al sector agropecuario para analizar la situación provocada por la sequía y dejaron constituida la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria. En ese marco, se acordó avanzar en un relevamiento de la superficie productiva castigada por la sequía, como un paso previo a la declaración de la emergencia agropecuaria provincial.
Dicha tarea antecede a una próxima reunión que mantendrán la semana que viene los productores con las autoridades provinciales para concluir la propuesta que elevarán al gobernador José Manuel de la Sota. Durante el encuentro, directivos de las principales organizaciones ruralistas trazaron un diagnóstico de la situación que atraviesa el campo cordobés. En ese sentido, Scalerandi subrayó que el escenario es “dinámico y que las lluvias pronosticadas para los próximos días podrían revertir parte del problema”.
De hecho, la situación es distinta según cada zona de la provincia: si bien la sequía impacta en dos millones de hectáreas, las consecuencias más graves se observan en sólo el tres por ciento de esa superficie.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo