?>
Córdoba

Piden que investiguen la muerte del chico que se electrocutó en Cabana

La muerte ocurrió en un viaje escolar. Denuncian al colegio por falta de previsión.

"Fue un homicidio, porque es algo que se pudo evitar. Cuando algo se puede evitar no es un accidente. Esto era una trampa mortal en el medio del camino, al alcance de cualquiera. Desafortunadamente le tocó a mi hijo, pero eran 100 adolescentes. No me lo cuidaron. Yo aseguro que me lo mataron". Con estas palabras, José Crino, el papá de Julián, el chico que murió electrocutado cerca del predio Don Bosco en Cabana, Unquillo, anticipó su decisión de ir contra las autoridades del colegio Nuestra Señora de Fátima, de barrio Matienzo, por ausencia de controles y previsiones en una excursión escolar.

Julián murió el viernes pasado luego de recibir una descarga de una conexión eléctrica de riesgo. "Habían salido a caminar, a hacer una caminata y venían en fila india por un sendero. Mi hijo era uno de los últimos. Yo no sé si cae o para no caerse intenta tomarse de una rienda y ahí recibe la descarga. No fue una muerte en el acto, porque le grita a un compañero que lo ayudara", relató el papá. 

El compañero intentó socorrerlo, pero también recibió una descarga y salió despedido. "Ese chico se salvó de milagro, esto podría ser una tragedia de no sé cuántos chicos. A mi hijo lo mató el colegio o los responsables o alguien. ¿Cómo llevando un contingente de 100 adolescentes no van a controlar el predio?", se quejó José Crino.

El hombre reclama saber quiénes eran los responsables de los alumnos y que el colegio explique cómo se dieron los hechos.

Ante la ausencia de respuestas, Crino presentó un pedido para constituirse como querellante ante la fiscal del turno 4 distrito 4, Liliana Copello, bajo el patrocinio del abogado Carlos Nayi, quien anticipó que a su entender la responsabilidad del colegio “es indelegable” y que en la muerte de Julián “fallaron todos los mecanismos de control”. 

“Esto se llama irresponsabilidad. Esto es un homicidio culposo. Julián no muere instantáneamente. No había nada para realizar las tareas de resucitación, sólo un compañero lo ayudó. Aquí tenemos dos aspectos, la actitud abandónica, y que le dieron la espalda a una familia”, expresó Nayi.

El jefe de Bomberos Voluntarios de Unquillo, José Cano contó que el accidente se produjo cuando “el joven se tropieza y cae sobre un tensor de uno de los postes y ahí sufre la descarga”.

Bomberos fue convocado cerca de las 14.45 y luego actuó el Servicio de Emergencias CEMI: “Llegaron rápido y le hicieron reanimaciones en el lugar, lo cargaron en ambulancia y también continuaron ahí pero lamentablemente no se pudo sacar al joven”.

El descargo de Epec

En un comunicado de prensa, la Empresa Provincial de Energía (Epec) se despegó del suceso, aseverando que "se constató que el accidente se produjo dentro de una propiedad privada, por lo que ninguna responsabilidad a título alguno le cabe a la empresa".

Epec dice que se puso a disposiciópn de la Justicia para prestar colaboración, pero insistiendo que no tuvo injerencia alguna.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo