?>
Córdoba

Una peregrinación para ver el embudo

Ayer el agua llegó al vertedero del San Roque y nadie se lo quiso perder: Durante la tarde hubo récord de turistas en el paredón y un kilómetro de vehículos haciendo cola. Mirá la galeríade fotos.

El “moño” que le faltaba a la temporada de Carlos Paz finalmente se concretó ayer. Cerca de las 14.30, el agua que ingresaba al dique superó en 20 centímetros el nivel del tradicional embudo, que volvió a funcionar como en sus mejores tiempos.

Y con el agua, también llegaron los turistas que no querían perderse el espectáculo. Durante la tarde hubo largas filas de autos esperando su turno por acercarse al paredón del San Roque y muchos eligieron estacionar el coche a la vera de la ruta y caminar hasta un kilómetro para estar a metros del vertedero o la “cola de novia”.

Asombrados por la gente. A orillas del paredón no quedaba ni un espacio disponible para asomarse. Ni siquiera luego de comprobar que estar parados en el lugar implicaba “empaparse” la ropa en pocos segundos. Y es que –hay que decirlo– el show del agua cayendo por el vertedero, y los rayos de sol dibujando un arco iris en el rocío que se “levantaba”, bien valían la mojadura.

El desfile de espectadores era bien colorido: había desde grupos de recios motoqueros, hasta ciclistas, familias completas, fotógrafos amateurs y parejitas de enamorados. Sobre la ruta, la Caminera “renegaba” a más no poder tratando de ordenar el tránsito, y del otro lado del paredón otra multitud contemplaba la “cola de novia”. Incluso, centenares de asistentes se animaban a una aventura de riesgo: sortear los alambrados para bajar sin permiso por las escalinatas de la Epec hasta la base misma del paredón. Así, podían tocar la “cola de novia” con sus propias manos, literalmente.

“Nosotros vinimos con el novio de mi nuera en auto, pero quedamos lejos. Igual no me iba a perder la cola de novia: nunca la vi antes”, contó Julia, una abuela cordobesa que caminó con bastón casi un kilómetro para llegar al paredón.

Comerciantes contentos. El aluvión de turistas llenó de trabajo a los clásicos comerciantes de la zona. “La última vez que teníamos tanta gente fue hace cuatro o cinco años”, coincidieronJonathan y Soledad, un peticero y una vendedora de regionales de la zona.

A pocos metros, Juana la vendedora de praliné, cocinaba el triple de maní que de costumbre. “Trabajo aquí hace 40 años y la verdad es que sólo vi dos veces esta cantidad de gente”, dice.

A no bañarse. Por la crecida en casi todos los ríos serranos, en tanto, desde Defensa Civil pidieron a visitantes no bañarse. Ayer un turista fue detenido en Mina Clavero por desobedecer el pedido.

......................

Nancy, Lorena y Pauli
Turistas de Firmat

"Ya habíamos venido otra vez al dique pero nunca vimos al embudo funcionando. ¡Está hermoso! Lástima que para llegar nos tardamos muchísimo. Había cualquier cantidad de autos".

Alejandro y Laura
Turistas de Buenos Aires

"Pensábamos que siempre era así el espectáculo que se podía ver en el paredón, pero nos comentan recién que no. Tuvimos suerte de venir hoy. Ahora seguiremos recorriendo las sierras".

...........................

Cuidado: el Suquía viene muy lleno

La apertura de compuertas en el dique incrementó notoriamente el flujo de agua que llega al Suquía. Por ello, ayer por la tarde las autoridades municipales cerraron el vado Sargento Cabral y varias zonas de la Costanera.

Manuel Guzmán, titular de Defensa Civil municipal, pidió a la población que “se aleje de los puentes”. Ocurre que el operativo se realizó alrededor de las 18 y según se pudo conocer hasta unas horas antes, varios de las pasarelas de nuestra ciudad estaban repletas de pescadores.

En tanto, la Patrulla del Río recorrió las zonas bajas alertando a los vecinos ante una inminente crecida.
Al cierre de esta edición, no se conocía si había viviendas evacuadas en los sectores más cercanos al surco de agua, aunque las autoridades no descartaban que eso ocurriera más tarde, en horas de la noche.
Villa Warcalde, al norte de la ciudad, fue la zona donde primero se registró la llegada de la crecida: el agua superaba en 40 centímetros el nivel habitual.

Esperaban más lluvias. El Director de Estudios y Proyectos del Ministerio de Agua, Energía y Ambiente de la Provincia, Edgar Castello, informó que la apertura de las compuertas del dique se realizó para hacer descender el nivel del embalse lo más rápido posible ya que se preveían más lluvias para anoche y los próximos días.

“Se irá manejando el flujo de agua que pasa por las compuertas de acuerdo al agua que caiga, pero seguramente estarán abiertas toda la noche”, anunciaba ayer el funcionario.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo