?>
Córdoba

Paro por salarios en la salud provincial de Córdoba

La protesta fue convocada por la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA).

Trabajadores de la salud de la provincia de Córdoba, nucleados en tres agrupaciones gremiales, realizan este martes un paro de actividades en reclamo paritarias para el sector, en tanto el ministro de Salud de la provincia, Francisco Fortuna, consideró "injustificada" la medida de fuerza y anticipó que descontará el día.

La protesta fue convocada por la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), quienes rechazan el aumento salarial de entre el 25 y 32% acordado entre el gobierno y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP).

"Nosotros no nos sentimos representados por el SEP. Queremos tener nuestra propia discusión salarial y también exigir el compromiso para evitar que continúe el vaciamiento de la salud pública", manifestó Paula Meana, delegada de la UTS y reafirmó el reclamo de un incremento salarial del 45% para todo el año.

"Es desmesurado pedir el 45% de aumento. Sólo persigue el conflicto", consideró el ministro Fortuna y añadió que "la provincia hace un gran esfuerzo para mejorar el bolsillo de los trabajadores", al referirse a los 1.000 pesos de aumento que ofreció como suma adicional para el sector de la salud. "Más no podemos hacer", sostuvo el funcionario, a la vez de anunciar el descuento del día de paro.

"Esto no es un conflicto caprichoso, es un conflicto en defensa de los salarios y del sistema público de salud", respondió Ada Carnero, titular local de ATE y anticipó que "el plan de lucha va a seguir y se va a profundizar".

La medida de fuerza afecta a los hospitales públicos de la provincia que, según los gremios, atienden únicamente guardias mínimas y casos de urgencias, mientras que las cirugías programadas se encuentran suspendidas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo