Córdoba

Paro de colectivos: la ciudad amanece de nuevo sin transporte

Choferes de UTA se retiraron de la negociación en Trabajo. La Muni y Fetap ofrecieron a última hora una suba, pero no se presentaron.

Pasó una mañana, una tarde y una noche entera de negociación y los usuarios seguirán hoy, al menos durante las primeras horas, sin transporte. Los choferes lanzaron anoche la tercera medida de fuerza de la semana y se retiraron de la mesa. Tampoco acatarán la intimación del Ministerio de Trabajo de la Provincia que dictó, al cierre de esta edición, la ilegalidad de la protesta. La Muni mejoró la oferta, pero los sindicalistas no volvieron a la cartera laboral.

“Estuvimos esperando, pero hubo una falta de respuesta. Nos retiramos de la mesa, cuando tengan la plata que nos avisen. Sí, sigue la medida de fuerza por 24 horas y nos retiramos para deliberar porque no juntaron el dinero”, lanzó el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Alfredo Peñaloza, y se les vino “otra vez” la noche para los usuarios. Hoy, por tercer día consecutivo no saldrán Tamse, Coniferal y Ciudad de Córdoba porque los colectiveros están firmes en que quieren un aumento de 1.370 pesos al sueldo conformado.

Cerca de la 1 de la madrugada, los empresarios esperaban que retornaran los colectiveros. “Estamos haciendo un esfuerzo por el servicio, estamos muy preocupados. El Ejecutivo pondrá el 50 por ciento y los empresarios el otro”, dijo uno de los hombres del intendente Ramón Mestre. Todavía esperanzado de que a primera hora llegue el acuerdo, sólo así se retornarían los servicios.

Más temprano, la situación estaba tan tensa en los alrededor de Trabajo que la Provincia ordenó reforzar la guardia policial. Incluso hasta 200 metros antes de la sede era imposible llegar porque había muchachos de la UTA rebeldes por el conflicto.

Los choferes quieren esos 1.370 al conformado porque, de esa manera, serían casi 2.000 pesos en limpio, si se tiene en cuenta la antigüedad promedio de los trabajadores.

A medida que las horas corrieron la negociación se puso cada vez más pesada. Los choferes se apiñaron de temprano en la puerta de la Trabajo, por Laprida, y le daban desde ahí las directivas al secretario general para que “no aflojara” a las ofertas planteadas por los empresarios.

Entrada la tarde se abrió una luz para los usuarios porque los empresarios ofrecieron pagarles 1.000 pesos con los subsidios que llegan de la Nación, y completar 370 en viáticos. Se arribó a esta presentación después de que la Municipalidad flexibilizó su postura. El lunes, primer día de huelga, el secretario de Transporte municipal, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, dijo que el conflicto no era competencia del Ejecutivo. Pero ayer terminó siendo el presidente de la Tamse, Alberto Giménez, quien convenció a Mestre de aportar fondos. De ahí surgió un primer intento de acercamiento. De los 50 millones de pesos que se hacen falta para completar el aumento, la Muni aportaba un 70 por ciento. Pero la idea no prendió. Tampoco prosperó el último intento de esta madrugada. Se espero hoy una reunión.

...............................

El paro “jode” a todos

La paralización del transporte urbano le complica la vida a todo el mundo. Desde laburantes, pasando por chicos que van a la escuela, hasta comerciantes que se quedan sin clientes.

“La merma que hemos tenido en las ventas por el paro del transporte ha sido del 30 por ciento. Una barbaridad”, dijo ayer Luis Oliva, gerente de la Cámara de Comercio de Córdoba.

Desde la UEPC, su secretario general, Juan Monserrat, afirmó que muchas aulas estuvieron vacías, tanto por niños que no pudieron llegar a los colegios, como por docentes que no cuentan con un medio de movilidad propio.

Néstor Chavarría, de la Uocra, dijo que muchos obreros pueden perder el presentismo por no asistir a las obras por culpa del paro de colectivos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo