?>
Córdoba

Paredes para inundados en Sierras Chicas

La Provincia avanza en la construcción de 156 viviendas que quedaron destruidas después del temporal del 15 de febrero.

Pasaron cinco meses desde el 15 de febrero, cuando un temporal se llevó casi todo en Sierras Chicas, y continúan las tareas para recuperar esta zona, donde muchas familias perdieron sus viviendas, donde murieron nueve personas a causa de la furia del agua.

Este miércoles, la Provincia mostró como avanza la construcción de viviendas para aquellos que se quedaron sin nada y que no pueden retornar a sus hogares porque sus terrenos están ubicados en zonas potencialmente peligrosas en caso de nuevas inundaciones. 

En Villa Allende se levantan 80 casas nuevas en barrio Pan de Azúcar, en un lote de siete hectáreas ubicado entre las avenidas Padre Luchesse y Donato Álvarez, muy cerca del límite con la ciudad de Córdoba. Las casas que allí se construyen tendrán cocina, comedor, baños y dos o tres dormitorios, ocupan 60 ó 75 metros cuadrados, dependiendo de la tipología, y están emplazadas en terrenos de 300 metros cuadrados aproximadamente. 

“Arrancamos con la construcción de 26 viviendas en Villa Allende y creemos que vamos a poder entregarlas a todas en tres o cuatro meses. Además de los hogares, se tiene que construir la infraestructura necesaria para que tengan luz, gas y pozos absorbentes”, explicó Augusto Pastore, director general de Vivienda de la Provincia. 

Héctor Colombo, intendente de Villa Allende, aseguró que la construcción de estas viviendas permitirá desarrollar la impronta residencial del sector donde están emplazadas. Los vecinos que recibirán casas en esta zona vivían en los barrios Cóndor Bajo y Alto, San Clemente y Jardín de Epicuro. 

En otras localidades

Además de las 80 casas en Villa Allende, la Provincia construye 50 en Río Ceballos, 18 en Unquillo y ocho en Mendiolaza, las obras de estas últimas son las más avanzadas.

Pastore aseguró que en Río Ceballos todavía no se ven muchos avances por las características que tiene el suelo del terreno, pero aseguró que se están construyendo las plataformas de los inmuebles, lo que permitirá luego avanzar más rápido en su construcción.

Asistencia

Cientos de familias necesitan otro tipo de ayuda para salir adelante después del temporal: hay 70 casos en los que las personas se quedaron sin hogar pero no deben ser relocalizadas, a ellos se les entregarán cheques y un kit de materiales para que puedan reconstruir sus viviendas.

Por otro lado, hay 1.620 damnificados más que necesitan recursos para iniciar algún tipo de reparación en sus inmuebles. Ellos también deberían recibir ayuda de la Provincia.

A lo largo del corredor de Sierras Chicas, muchísimos vecinos reclaman asistencia para salir adelante y denuncian que no fueron relevados para resultar como beneficiarios.

Desde la Provincia aseguraron que se continúan realizando los censos y que se avanzará en las próximas semanas. Informaron que están en una segunda etapa y que de estos 1.600 casos ya se visitaron 300.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo