?>
Córdoba

Paradoja: La crecida del lago los dejó sin agua

Por el barro que taponó la planta potabilizadora de La Calera, hay cortes en las Sierras Chicas.

Paradójicamente, la abundante agua que le sobra al dique San Roque por estos días y que deriva hacia el Suquía es la causa de la falta del servicio del vital elemento en La Calera, Villa Allende y Saldán.

Todo por culpa del barrio que taponó las cisternas de la Planta Potabilizadora La Calera y el acueducto que va desde esa ciudad hasta los barrios del sur de Río Ceballos.

Las tareas de limpieza se comenzaron a realizar el jueves, continuaron ayer y, se espera, finalicen este fin de semana. Mientras tanto, habrá problemas con el suministro y cortes totales y parciales en La Calera, Saldán y Villa Allende.

Según informaron desde la Cooperativa de Agua de Villa Allende, el servicio "se vio seriamente afectado por el ingreso de lodo". "Se inundaron todas las cisternas y el acueducto", agregaron.

Por ahora, no. Los cortes, por ahora, no afectan a Unquillo y Mendiolaza, porque para esas dos ciudades y los barrios del sur de Río Ceballos se decidió abrir la válvula del acueducto que baja desde el dique La Quebrada y derivar agua.

"Se trata de un problema que se originó por el lodo y que desde la Provincia tratan de solucionar en las próximas horas, pero que no llegó a afectar a nuestras comunidades", comentó Raúl Hoya, presidente de la Cooperativa de Agua de Unquillo y Mendiolaza.

Mientras tanto, y hasta que se normalice el proceso de potabilización, en las ciudades más afectadas se recomienda el cuidado del agua en los tanques domiciliarios.

El corredor de Sierras Chicas que integran estas seis ciudades padecieron durante el verano cortes rotativos debido a la falta de agua, con la idea de preservar el recurso. Ahora, lluvias mediante, el problema es el mismo, pero la causa, su exceso.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo