?>
Córdoba

Otra vez, violencia en el ingreso a Monsanto

Manifestantes denunciaron haber sido reprimidos por la Policía cuando intentaban frenar el ingreso de una cuadrilla de limpieza al predio.

Nuevos incidentes se registraron este lunes entre la Policía y ambientalistas que se oponen a la planta de Monsanto. Los cruces se produjeron frente al predio de la planta en construcción, en Malvinas Argentinas, a 16 kilómetros de la Capital sobre ruta A-88.

Desde temprano. Todo comenzó alrededor de las 9 cuando llegó a la planta el encargado de la empresa de limpieza, para realizar tareas de poda. Al no poder pasar porque la entrada estaba bloqueada, el trabajador decidió dar aviso a la Policía. Minutos después regresó al lugar con efectivos policiales y cinco empleados.

Entonces -según denunciaron integrantes de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida- tres manifestantes se pararon frente al portón principal para resistir el ingreso. y fueron reprimidos por 15 policías, incluyendo personal de la Guardia de Infantería. "Les pegaron con palos y les arrojaron gas pimienta", indicaron desde la asamblea.

A los otros ambientalistas les efectuaron disparos de balas de goma. Los manifestantes calcularon en seis los heridos. Uno de ellos, que estaba parado frente al portón, recibió cinco impactos por lo que debió ser derivado hasta el Hospital de Urgencias, para ser atendido.

Los asambleístas no descartaron realizar un corte de ruta para seguir con la protesta. Algunos manifestantes que participan del acampe, incluso, se declararon en huelga de hambre, hasta que el gobierno atienda sus reclamos.

Repercusiones, "Otra vez han venido a reprimir, el comisario dice que no hay orden de reprimir, que ellos no estaban reprimiendo pero tenemos a todos los chicos lastimados. Si dicen que estamos en democracia, de qué democracia me hablan cuando mandan a reprimir a todos estos gorilas", dijo Sofía Gatica, referente de Madres de barrio Ituzaingó.

"Grupo de extremistas"

La empresa Monsanto emitió un comunicado este lunes en el que acusó a "un grupo de extremistas" de tener un "accionar violento". "Activistas encapuchados y armados con palos intimidaron al personal de mantenimiento que intentó ingresar a la planta para realizar tareas habituales y los amenazaron inescrupulosamente con ‘, ir a buscarlos a sus casas', incluso delante de personal policial y de infantería", dijeron.

La empresa, además. aseguró que "hace más de tres meses que los empleados y contratistas de Monsanto no pueden ejercer el derecho a trabajar, debido a la acción de extremistas que bloquean los ingresos al predio y -encapuchados y con palos- amenazan a los trabajadores, quienes son víctimas del hostigamiento de este grupo, además de verse perjudicados con la continuidad de sus puestos de trabajo".

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo