Córdoba

Nico, el milagro del Cura Brochero

Nico tuvo un accidente en el 2000 en el que casi muere. Su vida es lo que la Iglesia considera el milagro del Cura Brochero.

¡No te pierdas la galería de fotos de Nico y sus papás!

Celebrar la vida después de la desgracia. En parte, eso representa la beatificación del “curita” Brochero para la familia Flores. Es que en ellos obró su milagro quien será proclamado beato en apenas unos días. Después de casi 13 años de un accidente de auto, quien tuvo más de tres paros cardiorrespiratorios (uno de 15 minutos) siendo un bebé, hoy abraza a sus padres, ríe, hace chistes, reparte cariños y juega a la play. Es Nico, el milagro de Brochero.


El niño tiene hoy casi 14 años, y para su mamá Sandra y su papá Osvaldo él es la síntesis de vida que quieren festejar el 14 de septiembre en Villa Cura Brochero.

Ellos no olvidan el momento en el que sus vidas cambiaron para siempre, cuando una camioneta Ford Apache sin luces chocó de frente el auto en el que venían, un Polo blanco. Cinco personas iban en ese vehículo, una murió, el papá de Sandra, y Nico, de 11 meses, que iba en los brazos de su madre, yacía casi sin vida en el asfalto, con la cabeza muy lastimada.


Los bomberos que participaron del rescate cuentan que lo subieron con un hilo de vida a la ambulancia. El médico que lo atendió en el Hospital de Niños le dijo a Osvaldo, su papá, que a su hijo le quedaban horas en este mundo, pero salió de esa crisis.


Después, el pronóstico para el niño era “vida vegetativa” y ahora Nico contagia a todos su desbordante alegría, arrancando sonrisas en su casa, haciendo “una vida normal”. Los médicos no encontraron explicación científica para su recuperación, por eso la Iglesia asegura que Nico es el milagro de José Gabriel Brochero. Es que entre los hierros retorcidos del auto, y en la desesperación, Osvaldo clamó, a viva voz, para que el Cura Gaucho salve la vida de su hijo.


Ahí estaba Analía Barrera, una mujer que dejó su vehículo para auxiliar a esta familia y que le daba respiración a Nico mientras Osvaldo rezaba: un ángel de la guarda que ahora es amiga de los Flores.

Nico cumplió su primer año adentro del hospital. Sandra no lo pudo ver porque ella estaba internada (en el accidente se le reventaron los fémur de sus piernas y estuvo dos años en silla de ruedas), y su madre, que iba en el vehículo el día del accidente, ya había sido sometida a cinco cirugías.


Después de su milagrosa recuperación, Nico va a la escuela, juega con sus amigos, cada tanto va a pasar unos días a la casa de sus abuelos en Mina Clavero, es hincha de Belgrano y de River. Pero el accidente dejó sus secuelas, Nico tiene una hemiplejia del lado derecho, y Osvaldo y Sandra dejan todo para que su hijo siga mejorando.


Para Osvaldo, Nico es todo, y asegura que por su hijo dan todo, todos los días: “A este milagro hay que ayudarlo y ponerle el hombro. Nico tiene que ir a rehabilitación, a la pileta, a consultas médicas. Esto lleva mucho tiempo, hay que hacer esfuerzos todos los días. Es el único niño que tenemos y como padres tratamos de dar lo mejor y lo que está a nuestro alcance”.


La devoción por Brochero atravesó la vida de esta familia. Osvaldo y Sandra le ofrecieron su matrimonio y su embarazo. Nico fue bautizado al pie de las reliquias del venerable y Osvaldo le pidió dos veces por la vida de su hijo el día del accidente.


“Nosotros no necesitamos pasar por todo el proceso de estudios y entrevistas para saber que la vida de Nico es un milagro, lo supimos desde el comienzo.

Estamos muy agradecidos y creemos que la mejor forma de retribuir esta bendición es dar testimonio de estos hechos extraordinarios que sirven para que la gente que no es creyente pueda empezar a creer y para que los que sí creen reafirmen su fe”, dice Sandra mientras suena el timbre. Llegó Nico del cole, se dibujan las sonrisas.

11 meses de vida. Esa edad tenía Nico cuando, junto a su familia, sufrió el accidente de tránsito que casi acaba con su vida.

Las manos del milagro

El 26 de enero de 2002, los Flores decidieron enviar una carta al arzobispado de Córdoba para contar los avances de la recuperación de Nico y la relación de esto con el Cura Brochero.


Desde entonces, la familia tuvo que peregrinar por Córdoba para reunir a quienes estuvieron el día del accidente ayudándoles en la ruta y a los médicos que intervinieron en todo el proceso de recuperación del niño, para que den su testimonio.


Todas estas personas, que son cerca de 100 (entre bomberos, médicos, terapistas y amigos de la familia), estarán en la ceremonia de beatificación del Cura Brochero.


Muchos de ellos fueron testigos en la investigación que la Iglesia hizo del milagro de Nico, y Osvaldo y Sandra los juntarán a todos después de que Brochero sea entronizado como beato para ofrecerles una cena y agradecerles por haber intervenido en la recuperación de su hijo.

El accidente

2000. La familia tuvo el accidente el 28 de septiembre del 2000 en la ruta C-45, a la altura de Falda del Cañete.


11 meses. Esa edad tenía Nico al momento del accidente.


3 paros. Nico estuvo una hora en la ruta sin asistencia médica especializada. Tuvo tres paros cardiorrespiratorios, uno de 15 minutos. También, pérdida de masa encefálica.


Vida vegetativa. Si se salvaba, esa era la expectativa de vida para Nico. A los dos años empezó a hablar.


Milagro. Los médicos que lo atendieron y los médicos del Vaticano no encontraron explicación científica para la salvación y recuperación de Nico.

.......................................................

Beato. El cura Brochero será beatificado el próximo sábado 14 de septiembre, en un evento que se llevará a cabo en el pueblo que lleva su nombre.

Multitudes. Para el día de la beatificación, se espera que el pueblo de Cura Brochero, en Traslasierra, sea desbordado de fieles y seguidores del cura gaucho. La expectativa es que para ese día no haya alojamiento disponible en toda la zona.

Gauchos. Los peregrinos que lleguen a caballo en día de la beatificación tendrán un solo lugar destinado. Se los esperará en el Campo de Agua de Chávez.

Ingreso. El ingreso al predio del acto estará habilitado desde las 0 del sábado 14. Las ubicaciones serán por orden de llegada. Desde las primeras horas se acompañará a los peregrinos con momentos de oración, música y videos.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 02/09/2013 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo