?>
Córdoba

La Municipalidad de Córdoba tomará el goteo de la tasa vial

El gobernador y el intendente hablaron ayer de la coparticipación de la tasa vial. Los radicales la rechazan, pero la Muni no rechazará la plata que llegue.

La semana de chicanas entre el gobernador José Manuel de la Sota y el intendente de la ciudad Ramón Javier Mestre terminó ayer con una reunión casi londinense, esas en las que se toma mucho té. Es que entre tetera va y tetera viene se habló del reparto de la tasa vial – la polémica alícuota que se le cobra a todo ser humano por cargar combustibles en Córdoba – a los municipios.

La charla fue a puertas cerradas y ninguno de los mandatarios ofreció declaraciones después del diálogo, lo que se supo fue que Ramón Mestre reclamó, en calidad de presidente del foro de intendentes radicales, la coparticipación a los municipios de todos los fondos que deriva la Nación a la Provincia “y de otros fondos que se han ido creando al margen de lo previsto”.

De la Sota anunció esta semana el envió a la Legislatura de un proyecto de ley para coparticipar a los municipios de la provincia el 20 por ciento de lo que recauda la tasa vial para el mantenimiento, conservación, modificación o mejoramiento del trazado vial.


Facundo Cortés Olmedo, secretario de Gobierno de la Muni que pudo presenciar el encuentro, indicó: “Como criterio general nosotros queremos que se coparticipe todo lo que se recauda con los municipios y la tasa vial forma parate de esto. Nosotros somos críticos de la sobrecarga tributaria pero en la ciudad de Córdoba se cobra la tasa. Si la van a coparticipar por ley vamos a ver qué decisión tomamos, el intendente todavía no va expresarse en términos concretos sobre eso”.


La basura preocupa. Otro tema claves en la reunión que mantuvieron DLS y Ramón fue la concreción de la expropiación de terrenos en Juárez Celman y Bouwer para que Córdoba y otras comunas traten allí sus residuos.

El gobierno se comprometió en avanzar con el trámite pero se pautó una reunión para la semana que viene entre la Secretaría de Ambiente de la Muni y el Ministerio de Agua, Ambiente y Energía de la Provincia para ir avanzando en definiciones.


El enterramiento de la ruta 36 tiene los días contados – la Muni planea que deje de funcionar en 2015 por estar al límite de su capacidad – y la empresa intercomunal que se encargará de la disposición final de los residuos (Cormecor) necesita nueve meses para acondicionar el futuro terreno donde irá la basura.


“Sabemos que cada día que pasa es un día perdido, estamos arriba de la cuestión y el intendente le dio la prioridad número uno. Somos conscientes que es un tema que hay que abordar para solucionarlo rápidamente. No tenemos mucho margen tampoco, esa es la verdad”, puntualizó Cortés Olmedo.


Obras viales. La Muni le reclamó a la Provincia por algunas obras en la ciudad, puntualmente el ensanche de la avenida Ricardo Rojas. Cortés Olmedo asegura que se volvieron desde el Panal con la promesa de acelerar esa obra clave para el tránsito en la zona noroeste de la ciudad. Además, De la Sota habló sobre avances en las obras del CPC de barrio Jardín, el Nuevo Parque Kempes, el Centro de Interpretación del Bicentenario y el Pabellón Cielo y Tierra.

Alcohol 0 al Código
Uno de los guiños que tuvo el intendente Ramón Javier Mestre antes de reunirse con el gobernador José Manuel De la Sota en el Panal fue tildar de “política muy seria” a la aplicación de la tolerancia cero para el consumo de alcohol en automovilistas. En tal sentido, el intendente capitalino remarcó que existe una comisión creada para la reformulación del Código de Faltas municipal y que es allí donde se debatirá como adherir a esta disposición. 

“Es un tema muy importante, creemos que es una política muy seria por parte del gobierno de la Provincia”, aseguró el intendente de la ciudad.

En el mismo sentido, Facundo Cortés Olmedo, secretario de Gobierno del municipio, aseguró: “Veremos si lo correcto es adherir a esta nueva ley o incorporar un artículo en el nuevo Código de Faltas que especifique sobre esto”.

DLS se fue de la reunión
El gobernador José Manuel De la Sota se fue molesto de la cena de gobernadores peronistas por la presencia del Jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, y del secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini.

La cena fue en la sede del Ejército, en el barrio porteño de Cañitas, y desde el entorno del gobernador indicaron que a De la Sota le molestó la presencia de dirigentes K en una reunión de mandatarios peronistas, según publicó el diario La Voz del Interior.


En declaraciones a medios de Buenos Aires, el gobernador de la Provincia indicó: “La agenda de ellos son los temas partidarios y mi agenda son la inflación y la inseguridad. El PJ debe dejar de ser dominado por el Frente para la Victoria, que sólo representa al kirchnerismo”.


Para retirarse de la cena el gobernador habría argumentado un “compromiso impostergable” y dejó su lugar en la mesa después que el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, hiciera uso de la palabra.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo