?>
Córdoba

Motoqueros: “No nos vamos a poner un chaleco”

Motoqueros marchan este martes a la Municipalidad en contra de lo que consideran un “patentamiento humano”.

La Municipalidad quiere modificar el Código de Tránsito y, en la reforma, uno de los puntos que analiza es convertir en obligatorio el uso de chalecos a todos los motociclistas.

En ese escenario, y ante lo que consideran un nuevo avance sobre sus derechos, se manifestarán este martes 10 de mayo hacia el Palacio 6 de Julio. Se juntan a las 18 en la Plaza Alberdi (en 24 de Septiembre y Esquiú, de barrio General Paz), rebautizada por ellos mismos como “La Plaza de la Moto”.

“No nos vamos a poner un chaleco, no vamos a cambiar el casco cuando ellos quieran, no nos van a trapear más”, dice la consigna bajo la que se reunirán y luego irán hacia el centro, alrededor de las 20 horas. “Tal y como lo hicimos hace dos años para llevar una nota a la Legislatura, marchamos a presentar un pedido de audiencia formal al intendente Mestre”, detallaron. Más información en Asociación Civil Motociclistas de Córdoba.

Por qué marchan

Uno de los cambios que se pretende introducir es la obligatoriedad de motociclistas de circular con chalecos identificatorios y refractarios. Este punto es impulsado por el concejal De Seta, quien había planteado a este diario que además los chalecos deberían tener impreso el número de dominio: “Esto sirve para hacer más visibles a los motociclistas en el tránsito, lo que va a aumentar la seguridad. También puede servir de disuasivo para quienes utilizan este medio de transporte para robar”.

Otro tema son los cascos: quieren que sea obligatorio cambiarlos cada tres años. Germán Muller, asesor de De Seta, dijo: “A medida que pasa el tiempo, las protecciones que tiene un casco se van degradando por el uso y por efecto del sol. Por supuesto que hay cascos de diversas calidades, pero los más vendidos tienen una vida útil de tres años, después de ese periodo es lo mismo que andar con un balde en la cabeza, lo que en caso de accidente no protege nada. En este caso queremos impulsar el recambio”.

Los motoqueros cordobeses tienen experiencia en esto de resistir a lo que consideran un "patentamiento humano". Luego de más de dos años de insistente lucha que empezó en 2013, los motociclistas de Córdoba lograron evitar que no se ponga en práctica la Ley 10.138, que obligaba, entre otras cosas, a adherir un sticker con el número de la patente en el casco de todos los conductores y sus acompañantes.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo