Córdoba

Mañana caen cientos de contratos políticos

La Provincia no les renovará el vínculo laboral a un número importante de agentes y funcionarios de bajo rango tomados en la gestión de Schiaretti.

 

Mañana, 29 de febrero, será el último día de trabajo en la administración pública provincial de cientos de empleados contratados durante el mandato de Juan Schiaretti. Es que la actual gestión encabezada por el gobernador José Manuel de la Sota tomó la determinación de no renovar el vínculo laboral con esos empleados, la mayoría de ellos agentes de categorías altas y funcionarios políticos de bajo rango.

“Los contratos que no serán renovados revisten en las categorías E, F y G. En realidad, todos esos contratos tienen una naturaleza política y los empleados sabían que con el cambio de gestión el vínculo contractual cesaría”, le confió ayer a Día a Día una alta fuente del Gobierno provincial. Por lo general, se trata de contratados con remuneraciones de bolsillo que van desde los 3.500 a los 4.500 pesos.

Aunque no está claro cuántos de estos contratos caerán mañana, se estima que suman varios cientos y corresponden a puestos administrativos ocupados en distintos ministerios, secretarías y direcciones del Gobierno provincial. Antes de dejar la Gobernación, Schiaretti renovó por tres meses todos esos contratos, con la ilusión de que De la Sota los mantuviera durante la nueva gestión, algo que finalmente no pasará.

En caso de que los contratos caídos tengan una antigüedad mayor a los tres años, los agentes tendrán la posibilidad de solicitar su correspondiente indemnización a la Provincia, de acuerdo a lo establecido por una de las últimas leyes aprobadas por la Legislatura.

Por el contrario, los contratos de áreas operativas –definidos en el estatuto provincial como categorías A, B, C y D– serán renovados al menos por otros seis meses, en consonancia con lo acordado a fines del año pasado entre el Gobierno provincial y el Sindicato de Empleados Públicos (SEP). 

“Hay unos 4.000 contratados de categorías operativas más bajas que están trabajando, a los que la Provincia se comprometió a renovarles el vínculo. Esperamos que esa promesa se cumpla”, le dijo ayer a este diario José Pihen, secretario general del SEP. Esos agentes perciben remuneraciones de entre 2.000 y 3.500 pesos mensuales. Por las dudas, y ante los rumores que arreciaron en las últimas semanas respecto de la posible baja de varios contratos, el SEP ya instruyó a los delegados de las distintas áreas para que sigan bien de cerca esos casos.

Asimismo, el gremio ya tiene agendado conversar con la Provincia el posible pase a planta permanente de esos 4.000 empleados, discusión que formará parte de las negociaciones que ambas partes mantendrán a lo largo del año.

No va más: $4 mil. Es la remuneración promedio de los contratos que no serán renovados por la Provincia.

 

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 28/02/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo