?>
Córdoba

Los heridos del WhatsApp: más peatones distraídos y lesionados

Aumentaron los peatones accidentados por el uso del celular. En su mayoría, con golpes en la cara.

El semáforo habilita el paso en la esquina de Colón y San Martín y unas 30 personas se lanzan a cruzar. Hay quienes llevan sus oídos cubiertos por grandes auriculares, otras que envían audios o escriben mensajes por WhatsApp. Las menos llevan la cabeza en alto y con todos los sentidos puestos para cruzar una de las intersecciones con más alto índice de siniestralidad en la ciudad. Los especialistas en seguridad vial ya lo resaltan: en Córdoba aumentaron los transeúntes que –distraídos por el uso del teléfono– terminan accidentados.
La radiografía de los estudiosos del tema y del Servicio de Emergencias 107 es coincidente: hay un incremento de personas que se golpean al cruzar la calle por utilizar del teléfono. En la mayoría de los casos, son arrollados por motos porque, al tener la vista baja, alcanzan sólo a divisar a un auto. 
Incluso también hay un aumento de lesionados que se chocan carteles de locales comerciales, postes de luz o ramas de los árboles. Los golpes se repiten en el rostro o en los ojos.
Si bien no hay estadísticas sobre cuántos peatones deben ser asistidos en la vía pública por accidentes de este tipo, ya que Córdoba recién cuenta en formación un observatorio de siniestralidad vial, quienes trabajan en el tema aseguraron que una de las infracciones más comunes entre los conductores es el uso del celular, aunque aclararon que la acción de cruzar y utilizar el aparato no está contemplada como falta.
El Código de Convivencia Municipal sólo establece multas para los que no crucen por la senda establecida o no respeten los semáforos.
Pese a que no hay números documentados, el director del Servicio de Emergencias 107, Marcelo Lamon, señaló a Día a Día que en lo que va del año debieron asistir, al menos, a cuatro peatones con un traumatismo en el rostro. Y aclaró que en muchas de las situaciones los mismos accidentados evitan relatarle al médico la razón del golpe, avergonzados por haber terminado heridos por mirar el aparato.
Este número de peatones accidentados es mayor si se tiene en cuenta que pueden llegar al Hospital de Urgencias en taxis o trasladados por particulares, y no así en las ambulancias del 107. Además hay casos que no requieren atención médica.
El subdirector del Urgencias, Maximiano Titarelli, dijo a Día a Día que el número de peatones que llega herido está en aumento, pero aseguró que muchos de los pacientes evitan relatar el motivo del golpe.
El director del Servicio de Emergencias 107 también aportó que los daños, por lo general, son a la altura del rostro y que llevan a ser mayores cuando la persona intenta rescatar su teléfono antes de evitar la caída.
“Es increíble cómo quieren salvar su celular antes que a su vida”, dijo, y puso como ejemplo el caso de una persona que, por rescatar el teléfono, terminó con un brazo facturado. Incluso hay lesiones mayores como afecciones en los ojos, según explicó, por el choque con las ramas de los árboles.Hay peatones que escriben mensajes o manden audios.
“Es difícil conocer a veces los motivos de un peatón accidentado porque el 107 llega al lugar una vez ocurrido el hecho, pero por el mismo relato de los otros transeúntes sabemos que lo chocó una moto porque no miró al cruzar o se chocó o una marquesina. El peatón siente culpa en contar que fue porque miraba el celular”, explicó Lamon.
 
Campañas. La técnica en seguridad vial y docente, Isabel Cano, quien trabaja con sus alumnos sobre este tema, también coincidió que el número se incrementó, aunque Córdoba no tiene un registro que permita contabilizar los casos y saber las causas. 
“Es grave lo que está pasando. Todas las medidas que se tomen, como campañas de publicidad para visualizar lo que está pasando es importante”, dijo respecto de si Córdoba debería contar con semáforos horizontales que advierten con luces antes de que el peatón cruce, tal como cuenta Rosario.
“Es una situación que vemos cómo se viene incrementando no sólo en transeúntes sino en motociclistas que mandan audios, conductores que esperan los semáforos para responder”, agregó Cano.
María Nannini, de la Acción Cívica, quien realizó varias campañas junto con Cano en la entrega de folletos para prevenir accidentes, también alertó: “Tratamos de trabajar desde la prevención porque cada vez más vemos estos casos. Van con la cabeza baja, se chocan a la gente, no miran al cruzar”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo