?>
Córdoba

Los anestesistas marcharon hasta Apross

Protestan por la imputación de su representante José María Catá por cobrar como particular a un afiliado de la obra social. Tironeos por deudas y aranceles.

Con barbijos y otros implementos de trabajo, un grupo de anestesistas marchó este viernes por el Centro hasta la puerta de Apross, en barrio Güemes, para protestar contra la imputación del presidente de la asociación que los agrupa, José María Catá, acusado de haber cobrado en forma particular una práctica a un afiliado de la obra social provincial, a pesar de que existía una indicación judicial para que los profesionales se abstengan de exigir ese pago en efectivo antes de una cirugía u otra intervención médica.

El miércoles el fiscal Raúl Garzón imputó al secretario general de la Asociación de Anestiología, Analgesia y Reanimación de Córdoba (Adaarc) Catá por "desobediencia a la autoridad". Por esta razón, los anestesistas bautizaron la marcha como "de los dedos pintados".

"Estamos muy molestos por la imputación de un colega, José María Catá, en el mismo día que estábamos negociando llega esta imputación. Sentimos que es una situación muy grave la que estamos padeciendo", dijo a Mitre Córdoba una de las manifestantes, Mónica Palavecino.

El 20 de febrero pasado, luego de que la Cámara Contencioso Administrativo de 2ª Nominación ordenara que los anestesistas de Adaarc vinculados con la Apross se abstuvieran de exigir el pago en efectivo o bien negarse a brindar sus servicios si un paciente de Apross no pagaba la prestación.

Los anestesistas aseguran que se cayó el convenio con Apross y que tienen derecho a cobrar por sus servicios. Afirman, a su vez, que nunca negaron la prestación a ningún paciente sin dinero, que respetan las guardias y que a los afiliados de Apross les cobran un arancel mínimo.

A Apross le exigen el pago de una deuda de 17 millones de pesos, además de reconvenir el valor de la prestación, que hoy está en mil pesos para casos de baja complejidad. 

Apross ofertó un incremento del 50 por ciento en ese valor, pero no se logró acuerdo sobre la deuda que reclama Adaarc.

"Nosotros hemos cumplido absolutamente todo. Estamos dispuestos al diálogo y a llegar a un acuerdo", dijo Raúl Gigena, director de Apross. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo