?>
Córdoba

Lluvias: esta vez le tocó al este

En los departamentos Río Primero y San Justo llovieron entre 200 y 400 milímetros en pocas horas. Hay 600 evacuados.

Luego de la trágico temporal del pasado 15 de febrero en las Sierras Chicas, ahora la que sufrió el vendaval de una nueva tormenta fue la zona este de la provincia de Córdoba. 

Las localidades de los departamentos Río Primero y San Justo, con precipitaciones que estuvieron por encima de los 200 milímetros en apenas pocas horas, fueron las más castigadas. La Tordilla, en cercanías de Arroyito, fue la población más afectada, con 330 milímetros de lluvia caída. 

Las fuertes precipitaciones anegaron rápidamente la mayoría de las localidades. En Balnearia, por caso, 150 personas debieron ser evacuadas, mientras que en San Francisco, la capital del departamento San Justo, un centenar de vecinos tuvieron que abandonar sus casas llenas de agua. Lo mismo sucedió en La Tordilla, Pedro Vivas, Marull y Tránsito, entre otras. En el departamento Unión, pueblos como Idiazábal también sufrieron las fuertes precipitaciones.

A las 18, la cifra provisoria de evacuados en esos departamentos era de casi 600 personas. “Estamos complicados en el este provincial”, dijo el gobernador José Manuel de la Sota sobre la situación, al tiempo que destacó que el alerta temprana sobre la tormenta ayudó a evitar una catástrofe con la de las Sierras Chicas. 

Frente al complejo panorama de la región, el Gobierno provincial dispuso el envío de ayuda desde el Ministerio de Desarrollo Social a las localidades de La Tordilla, Balnearia, Monte Cristo, Santa Rosa de Río Primero e Idiazábal.

Además, se reforzó la presencia policial, de Defensa Civil y de bomberos voluntarios en la mayoría de esas localidades, para poder atender la emergencia y asistir a los evacuados. 

También el sur y punilla. Las intensas lluvias de ayer también se hicieron sentir en algunas localidades del sur provincial. El río Alpa Corral sufrió una creciente de cinco metros, aunque no provocó evacuados a su paso. Las poblaciones más anegadas fueron Achiras y Las Albahacas.

En Punilla, hubo inundaciones en las ciudades de Cosquín y Santa María, con tres ríos que registraron crecidas de importancia: San Antonio, Cosquín y el arroyo Los Chorrillos. Para la madrugada de hoy se esperaba la llegada nuevas crecientes, por lo que las autoridades recomendaron extremar las precauciones.

Más agua en Sierras Chicas

Las Sierras Chicas volvieron a recibir fuertes lluvias ayer, aunque no al nivel de las que cayeron el pasado 15 de febrero, con un tremendo saldo de ocho personas muertas y 1.700 casas afectadas.

Según informó el Gobierno de la Provincia, las precipitaciones fueron, en promedio, de 40 milímetros y no produjeron inconvenientes de gravedad que se sumen a los ya sufridos con anterioridad. No obstante ello, localidades como Salsipuedes, Colonia Tirolesa y El Manzano, debieron soportar ayer registros pluviales de entre 80 y 90 milímetros.

Si bien la cantidad de agua caída fue menor, en Río Ceballos y Mendiolaza nuevas familias debieron ser evacuadas ante el anegamiento de sus viviendas. El Villa Allende, por suerte, el arroyo no se vio desbordado.

Sobre la asistencia a los evacuados, el gobernador José Manuel de la Sota apuntó que por las nuevas lluvias se debió frenar el reparto de electrodomésticos y elementos para quienes perdieron todo. “Estamos evaluando los daños para retomar mañana (por hoy) la asistencia, si es que los vientos se llevan las nubes a otra parte”, se esperanzó el mandatario

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo