?>
Córdoba

Llegó la primavera y florecieron los baches

Empleados de Obras Viales denuncian falta de insumos y vehículos para trabajar. Desde la Muni reconocen que la situación es delicada.

En Córdoba no sólo florecen los lapachos y los jacarandaes en primavera. Los baches también parecen ser propiedad de esta estación del año, que alegra y amarga a los vecinos. 

Note cómo resalta el verde de los árboles y los canteros de colores, pero también cómo lanzan insultos al aire los automovilistas que esquivan o se comen un pozo en cualquier esquina. 

Ni hablar de cómo empeora el panorama si en el radar aparecen dificultades por obras que se inician y quedan inconclusas, vestigios de los meses de la campaña política, días de imperiosos cortes de cinta. 

Ahora que el agua corrió el maquillaje, las calles sí tienen cara de Córdoba. 

En el barrio Los Boulevares, la empresa de colectivos Ersa tuvo que desviar el recorrido del 21 por el imposible tránsito que plantean las calzadas de tierra.

La situación es compleja en toda la ciudad, lo reconocen funcionarios y empleados municipales.

El cóctel que agravó la situación de los últimos días, apuntan desde el Palacio 6 de Julio, está conformado por las asambleas que realiza el Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (Suoem) y por las lluvias.

Las medidas de fuerza se llevan adelante por la intención del Ejecutivo de conformar un ente autárquico que permita realizar contrataciones de obras o servicios para la ciudad sin pasar por las áreas más burocráticas de la Muni.

Claudio Córdoba, delegado de los trabajadores de la dirección de Obras Viales, denuncia que la repartición atraviesa serios problemas por falta de maquinarias e insumos, y que en parte eso explica el estado que tienen las calles hoy. 

“Tenemos una carencia general de insumos y flota de vehículos. Nosotros hacemos las desobstrucciones de los desagües de la ciudad y nos faltan camiones. También necesitamos personal, porque se jubilaron 30 compañeros y nunca hubo reemplazos. Las calles no tienen mantenimiento, pero no es por falta de voluntad de los empleados”, apuntó el delgado. 

Por otro lado, Omar Gastaldi, subsecretario de Infraestructura de la Muni, reconoce que la situación es delicada: “No lo vamos a negar, no damos abasto, es cierto que es un problema que venimos teniendo, y ahora las lluvias lo empeoraron. En los próximos días se firmarán contratos para nuevas obras”. 

El funcionario indicó que en Obras Viales hay materiales, que los empleados tienen asfalto para las reparaciones y que se compró un camión para desobstrucciones de bocas de tormenta que pronto estará operativo.

Además, Gastaldi precisó que hay obras de repavimentación en las que se avanzó con el fresado pero que efectivamente están paradas y no se colocó la nueva carpeta: “Acá las lluvias sí nos han demorado, pero las empresas que realizan la tarea prometieron retomar el trabajo cuanto antes”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo