?>
Córdoba

Le cayó un rayo y se recupera

Ariel evoluciona tras caerle un rayo. Iba a caballo y la descarga le ingresó por la nuca y le salió por una pierna. El menor habló con su padre y la familia cree en un milagro. Pronóstico reservado.

Un hecho singular le sucedió el domingo pasado a una familia cordobesa vacacionando por Traslasierras, cuando un rayo impactó sobre Ariel Morán (13) que montaba a caballo por el barrio El Trencito de Cura Brochero. La magnitud de la descarga hizo que el animal muriese en el acto, mientras que el joven quedó en estado crítico. 

Después de la descarga, el menor fue trasladado al Hospital de Mina Clavero pasadas las 18 donde permaneció un día. Luego, por el pronóstico de gravedad y la necesidad de alta complejidad, fue derivado al Hospital de Niños de Córdoba para su tratamiento.

El joven ingresó a la terapia intensiva del centro de salud de capital el lunes por la noche. Le realizaron una tomografía y estudios de laboratorio para comprobar que no hubiese daños neurológicos ni musculares. “Llegó delicado y grave. Tuvimos que inducirlo al coma para aplicarle los estudios y pudimos comprobar que no tenía lesiones en el sistema nervioso, ni en tórax, ni abdomen.”, explico a Día a Día la subdirectora del centro de salud, Fernanda Marcheti.

Hasta ayer por la mañana, las probabilidades de recuperación parecían esfumarse. Incluso la familia, que reside en barrio Ciudad de Mis Sueños, se aferraba solamente a un milagro. “Nos hablaban de que podía tener quemado sus pulmones. Teníamos pocas esperanzas. Hasta que vinimos y nos dijeron que le sacaron el respirador”, relató como si fuera un milagro, Cristián Morán, el padre del paciente.

Fuera el coma inducido, Ariel está consciente y se comunicó con su padre. Aunque sólo le pudo contar que no recuerda nada. “Me preguntó dónde estaba y qué había pasado. Le expliqué todo para que se quedara tranquilo”, comentó Cristian. 

La versión de la familia es que el domingo 25 pasadas las 18 se avecinaba una tormenta y Ariel, que iba caminando con el caballo rumbo a la casa de un vecino fue impactado por un rayo. “El rayo cayó a metros de él, explicó su padre tras consultarle a testigos. 

En tanto que Marcheti dijo que “el trayecto del rayo entró por la nuca y salió por la pierna. Hasta le dejó una cicatriz en todo su cuerpo. Esperamos no hallar secuelas cardíacas o renales. Somos optimistas”, dijo la médica.

Mejora la niña caída al río. Hace una semana ingresó a la terapia intensiva del Hospital de Niños de Córdoba una niña de cuatro años que había sufrido doble paro cardiorrespiratorios, luego de que permaneciera de 7 a 15 minutos sumergida bajo el agua. La niña había caído al agua mientras paseaba con sus padres, oriundos de Berazategui, por el balneario Nido de Águila de Mina Clavero.

El parte médico de ayer indicó que la menor se recupera del coma inducido ya que “empezó a mover espontáneamente sus brazos y piernas”, informó la subdirectora del Hospital, Fernanda Marcheti. “La niña permanece entubada y con medicación específica, y seguramente hoy (por ayer) le quitaran el respirador y la mediación”, explicó la profesional. Para la médica, fue decisivo que hubiera un bañero en ese momento para reanimarla. Incluso dijo que la hipotermia ayudó a disminuir lesiones a nivel circulatorio. Marcheti también remarcó el trabajo de sus colaboradores pese al gran caudal de trabajo durante enero. “Hay 160 chicos internados y 11 camas de terapia ocupadas. Algo poco habitual en éste mes”, comentó. 

También remarcó que las picaduras de alacrán, los politraumatismo y accidentes de tránsito son los casos más frecuentes. “Somos un centro de alta complejidad y recibimos a los pacientes más graves”, sentenció Marcheti.  

Sumate a la conversación
Seguí leyendo