?>
Córdoba

Lago sucio y con olor para Semana Santa

No se llegará a quitar las algas para cuando arriben los turistas. La ONG Adarsa pidió a la Justicia que haga cumplir un fallo de 2013 que obligaba a sanear la cuenca.  

La superpoblación de algas en el río San Antonio y el lago San Roque, que desde hace días genera olor nauseabundo en Villa Carlos Paz, llevará al menos 30 días en limpiarse, según informaron autoridades de la Municipalidad de esa ciudad. Lo que implica que no se llegará a sanear antes de que lleguen los turistas, dentro de dos semanas, para Semana Santa.

Con dos “cosechadoras de algas” comenzó a trabajar este martes personal de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, Defensa Civil y el Instituto Nacional del Agua.    

La proliferación desmedida de estos organismos se debe a que Carlos Paz y todas las localidades de Punilla vuelcan sin tratar los líquidos cloacales a los ríos que desembocan en el lago. Los nutrientes que aporta toda esa materia orgánica generan la aparición de las algas en esta época del año. Sin embargo, esta vez el fenómeno se dio con mayor intensidad. 

“En los embalses se observa cada vez con más frecuencia agrupamientos masivos de algas verde-azuladas que generan un serio problema medioambiental por los efectos sobre el recurso hídrico y por la producción de toxinas que pueden tener efectos nocivos sobre la salud de personas y animales expuestos”, advertían el año pasado especialistas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en la presentación del posgrado “Microbiología de aguas: Implicancias en saneamiento ambiental y salud humana”. 

Incluso, se demostró que los líquidos cloacales no sólo dan lugar a la aparición de las algas, sino que también traen consigo virus que pueden provocar gastroenteritis. El trabajo fue realizado por el Instituto de Virología “Dr. J. M. Vanella” de la UNC y se publicó en septiembre del año pasado.

Esteban Avilés, intendente de Carlos Paz, responsabilizó al gobierno local anterior por no haber hecho la obra de cloacas a pesar de haberla cobrado a los vecinos.

En tanto, el secretario de Recursos Hídricos de la Provincia, Edgar Castelló, dijo que el Gobierno intentará acelerar las gestiones del municipio ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa) para avanzar con las conexiones domiciliarias a la red. 

Vecinos, a la Justicia

La Asociación Amigos Río San Antonio (Adarsa) presentó en los Tribunales de Carlos Paz un pedido para que el juez de Control Daniel Strasorier haga cumplir una sentencia de 2013, que obliga a la Provincia y a 10 municipios de Punilla a conformar el Comité de Cuenca del lago San Roque y diseñar un plan de obras a corto, mediano y largo plazo.

 El recurso de amparo original lo había presentado la ONG Calidad y Desarrollo Ciudadano.

“Lo que pedimos es que el juez tome las medidas correspondientes para hacer cumplir su sentencia”, explicó a Día a Día Marcela Fernández, abogada de Adarsa. 

En concreto, solicitan que se verifique el cumplimiento de las obras comprometidas hace casi cuatro años, que se fijen plazos y fechas de sesión del Comité de Cuenca, que se dicte una medida de prevención que prohíba navegar, pescar o cualquier otra actividad en la zona, y que se conforme un organismo de control. 

El Riachuelo, antecedente y caso paradigmático

En su presentación en la Justicia provincial, Adarsa pidió al juez tener en cuenta el antecedente de la cuenca Matanza-Riachuelo, en Buenos Aires. 

En 2008, la Corte Suprema de Justicia dictó un fallo histórico, en el que dispuso quiénes eran los responsables del saneamiento, los plazos, y la posibilidad de imponer multas si no se cumplían. 

Asimismo, la Corte encomendó al Defensor del Pueblo de la Nación y a un grupo de cinco ONGs la conformación de un Cuerpo Colegiado para el control del Plan de Saneamiento.

El fallo se conoce como Mendoza y otros contra el Estado Nacional, en el que se responsabiliza por la contaminación al Estado Nacional, la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y a 44 empresas.  

Sumate a la conversación
Seguí leyendo