?>
Córdoba

Ladrillos made in Córdoba con cáscara de maní

El Ipet 300 de Luque ofrece una solución para viviendas precarias. Asisten hoy en las Olimpíadas de Mar del Plata.

Hace tiempo que el patio del Ipet 300, de Luque, viene convirtiéndose en una obra en construcción. Primero, los estudiantes de sexto armaron bloques de hormigón con relleno de cáscara de maní. Luego, con el apoyo de los de cuarto y quinto, pusieron manos a la obra y comenzaron a construir, con esos bloques, varios sectores fundamentales de una vivienda: el baño, la cocina y el lavadero. Lo que comenzó siendo un proyecto, terminó convirtiéndose en una realidad.

Cerca de 45 estudiantes de los tres cursos de esta escuela técnica del departamento Río Segundo elaboraron este año el proyecto NHECMI 300. Según indican sus siglas, se trata de un plan para construir “Núcleos Húmedos Ecológicos con Cáscara de Maní”.

Los chicos estarán hoy como asistentes en las Olimpíadas de la Construcción, en Mar del Plata. Y fueron seleccionados en el 5º Concurso “Los Materiales y la Humanidad” que organiza la Universidad Nacional de San Martín y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

“Los baños y las cocinas suelen ser un problema para las viviendas precarias. Al no tener un correcto sistema de agua corriente, hay riesgo infeccioso para los habitantes. Nuestra propuesta es construir, con los bloques que diseñamos, un núcleo húmedo. Instalamos las cañerías y dejamos listo un lugar de agua segura”, explicó Mario Bustos, profesor e impulsor de la iniciativa.

El proyecto seleccionado por la CNEA competirá con otras cinco iniciativas del país. El martes de la semana que viene, los estudiantes Sofía Costamagna, Camila Linares, Sofía Ríos, Darío Peralta, Fabio Rodríguez y Elián Varas defenderán el trabajo. Y, claro está, buscarán traerse el importante premio de regreso a casa.

“Nosotros estamos terminando de armar el núcleo húmedo en el patio de la escuela. Vamos por la etapa de instalación de cañerías. Si la Municipalidad nos lo pide, podemos ayudar a otras familias de Luque”, agregó Bustos.

Impulso. El proyecto del Ipet 300 participó este año de la Feria Provincial de Ciencias, en la Colonia de Santa María de Punilla.

Ese certamen reunió a 244 alumnos de 6 a 18 años, 122 docentes y 91 evaluadores, según publicó La Voz del Interior. Cinco de los proyectos presentados fueron seleccionados para la Feria Nacional de Ciencias.

Los colegios secundarios que resultaron seleccionados son del interior y capital. La escuela Pablo VI, de Villa Nueva, analizó cómo aprovechar el reducido espacio de un invernadero y ganar terreno. El proyecto se llamó “Truguín, tritón... un lugar para vos!”. También el Ipet 249, de Capital, competirá en los nacionales. Los alumnos detectaron la bacteria escherichia coli en los pupitres. Una escuela de Arroyito ganó con el proyecto “Antovida”. Y el Ipeyta 53 de Deán Funes dio un paso al frente con su análisis del poder bactericida del ajenjo, romero y jarilla. Finalmente, el Ipet 80 de Berrotarán diseñó un ordenador automático de huevos. Los cinco serán evaluados a nivel nacional.

1 de 6. Crucen los dedos. El proyecto competirá con otros cinco, en el concurso Los Materiales y la Humanidad de la CNEA.

Relleno económico, solución ecológica. Estudiantes rellenan bloques de hormigón con cáscaras de maní. Evitan contaminación con la quema de residuos.

1) Tamizado. Las cáscaras pasan por una especie de colador.

2) Hormigonado. Se arman vigas y placas de cemento.

3) Placa. En forma de sándwich, la cáscara queda adentro.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo