?>
Córdoba

La temporada de verano comenzó tibia en Córdoba

Los principales valles turísticos de la Provincia arrancaron la temporada ayer. Algunos traen cola del fin de semana y están con buenas expectativas para el resto del verano.

En general, las cabañas son las más elegidas y los turistas escogen vacacionar al menos seis días. Los visitantes llegan, principalmente, de Santa Fe, Buenos Aires, Mendoza y San Juan, entre otras provincias. Los empresarios dicen que hay tanta variedad de ofertas para alojarse que la gente reserva sin tanta anticipación. Todos coinciden en estar optimistas.

Punilla

En el valle de Punilla esperan el mayor flujo de turistas a partir de la segunda quincena de enero, en coincidencia con los festivales: el Nacional de Folclore, en Cosquín; la Fiesta Avícola, de Santa María, y La Falda bajo las Estrellas, entre muchos otros. Para esas semanas, están reservadas, en promedio, el 50 por ciento de las camas, según datos de la Asociación Serrana de Hotelería y Gastronomía de Punilla, que abarca desde Bialet Massé hasta Cruz del Eje.

En Carlos Paz (foto), las reservas alcanzan el 55 por ciento para enero, con un promedio de estadía de cuatro días. Los visitantes llegan, sobre todo, desde Buenos Aires y Rosario. Durante los fines de semanas de Navidad y Año Nuevo, la ocupación fue del 52 por ciento, informó la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines.

Paravachasca. Arrancando

“Recién está arrancando”, dijo Betina Chiachio, directora de Turismo de Alta Gracia, que integra un grupo de prestadores turísticos públicos y privados de todo el Valle. El primer finde de enero la ocupación llegó al 60%. La reserva es del 40% en Alta Gracia, pero llega al 80% en cabañas de las localidades sobre el río Anisacate. 

Los turistas vienen, principalmente, desde Buenos Aires, Rosario y Córdoba y se quedan entre 3 y 7 noches. “Las expectativas son buenas. Hemos hecho muchas promociones”, precisó Chiachio. Esperan superar el 75% alcanzado en la primera quincena de 2016.

Con una amplia grilla de eventos en enero, Alta Gracia se prepara para la 30° Fiesta de las Colectividades cuando la ocupación es total.

Calamuchita. Semana tranquila

“Esta semana va a estar tranquila y considero que a partir del sábado próximo va a aumentar la ocupación”, dijo Oscar Santarelli, de la Cámara Hotelera de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos. El empresario contó que se hace más difícil pronosticar la ocupación a través de las reservas, porque cada vez más la gente reserva sobre la hora. “Para la misma época el año pasado, la situación fue similar. Los primeros días fueron flojos y después se recompuso. Se ve un pico de ocupación del 15 a 20. Y después hay que ir trabajando sobre la marcha”, explicó. Las cabañas tienen prioridad y en general se ocupan por seis días. Los turistas llegan de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

Traslasierra. Ocupación interesante

Durante las fiestas el Valle tuvo buen nivel de reservas y ayer empezó a recibir más gente. Hay un 60 por ciento de ocupación, un 10 por ciento más que el año pasado. “Estoy seguro que vamos a tener un mejor año que el anterior porque con las elecciones la gente estaba con incertidumbre”, dijo Roberto Cáceres, de la Asociación Hotelera Gastronómica y Afines. Desde la Secretaría de Turismo de Mina Clavero dijeron que las expectativas son buenas porque arrancó antes la temporada, hay un buen nivel de reservas y tienen “un calendario muy nutrido de eventos este año”. Los turistas que llegan son de Córdoba, Rosario, Capital Federal, Santa Fe y Mendoza. A los jóvenes se sumaron las familias.

Sierras Chicas. Pocos días, en cabañas

Los turistas empezaron a llegar el viernes pasado a las Sierras Chicas, pero el fuerte de visitas se espera en las próximas semanas. Para este mes, ya está reservada el 70 por ciento de la capacidad y, para febrero, el 60 por ciento, de acuerdo con el relevamiento hecho hasta mediados de diciembre por la Asociación Civil Hotelera, Gastronómica y de Servicios de Sierras Chicas. La mayor parte de las reservas se hizo en cabañas, por tres o cuatro días. Esto sin contar los hoteles de sindicatos, que en general tienen ocupación plena, según explicó Leonardo Fabián Gómez Pérez, secretario de la Asociación.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo