?>
Córdoba

La Caja de Jubilación los denuncia por hacerse los “vivos”

El organismo previsional provincial denunciará penalmente a familiares de beneficiarios fallecidos que continuaron cobrando los haberes. 

La Caja de Jubilaciones y Pensiones de Córdoba presentará este martes ante la Justicia provincial sendas denuncias penales contra familiares de beneficiarios fallecidos que continuaron cobrando los haberes de manera indebida tras la muerte de los jubilados.

El anuncio oficial de la presentación ante los Tribunales correrá por cuenta de Osvaldo Giordano, titular del organismo previsional de la Provincia de Córdoba. 

Serán cinco las denuncias penales planteadas ante la Justicia, todas sobre casos descubiertos a lo largo de 2014 y en lo que va de 2015. El más elocuente es el de un familiar que viene percibiendo mensualmente los haberes de un jubilado fallecido en 2011, vale decir, desde hace cuatro años.

El perjuicio económico que generan a la Caja de Jubilaciones estos cobros indebidos post mortem es significativo. Según el último Informe Anual de Gestión, en 2014 el organismo previsional pagó 14,2 millones de pesos en haberes a beneficiarios que ya habían fallecido. De ese total, y una vez advertida la muerte del jubilados o pensionado, la Caja logró detener el pago de los haberes antes de que alguien los cobrara en el banco, por un monto de 7,7 millones.

En cambio, unos 6,5 millones de pesos, fueron efectivamente percibidos por algún familiar, aunque 2,8 millones fueron devueltos o compensados por eventuales pensiones que correspondía pagar. El resto del dinero, 3,7 millones, debieron ser reclamados por gestión administrativa o procuración judicial. En algunos pocos casos, la devolución de los haberes fue negada, y por eso se iniciaron acciones penales.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo