?>
Córdoba

Juez se quejó con Schiaretti por el pase de Oviedo a UPC

El líder del Frente Cívico dijo que hubo chequera, en alusión a que se compró el pase al oficialismo de la legisladora.

El líder del Frente Cívico y embajador argentino en Ecuador, Luis Juez, le mandó una carta al gobernador Juan Schiaretti para quejarse del pase de la legisladora provincial Adriana Oviedo, quien llegó a su banca por su espacio político, al bloque oficialista de Unión por Córdoba.

"El mundo entero se ha puesto de acuerdo para expresar su hartazgo ante una creciente población de dirigentes indolentes que naufragan en el delirio de pretender representar al pueblo. Naufragan encapsulados en compartimientos blindados pero impregnados de gestos, de mañas, de vicios y prácticas que, primero: por indignas y luego, por destructivas deben ser parte del pasado de manera urgente", dice el repudio de Juez, quien aclara que lo hace como dirigente de otra fuerza política y no en rol de diplomático.

La política no entra en "clubes de negocios y engendros sectarios con libros de pases tarifados y cargos vendidos a medida. Mirando su tarea cualquiera puede adivinar que estamos de acuerdo en esta visión de los tiempos por venir y entiendo que ponernos a hablar de asuntos de semejante trascendencia nos aleja de cuestiones tan mínimas y mediocres", dice Juez.

La bronca de Juez con Oviedo es mayúscula. “Lo digo con la objetividad que da la distancia. Usan lo que es de todos para cooptar voluntades. Para esto siempre hacen falta dos. La inconducta de la legisladora es rayana con lo inmoral. Ella hizo campaña donde planteaba que a la que iba a acceder era una banca del partido y no personal. La propuesta que ella llegara a la banca fue del Frente Cívico de Río Cuarto. El argumento de ella es que no quiere convivir con los radicales en un interbloque, donde a nadie se lo aprieta para votar lo que no quiere. Por eso nos llama la atención”, agregó Juez en declaraciones a Radio Mitre.

“Adriana argumenta que no quiere convivir con los radicales. El Frente Cívico de Córdoba gobernó durante 12 años con el radicalismo en Río Cuarto y Adriana era concejal de ese proyecto. Lo que pasó al medio es que aparecieron dirigentes de Unión por Córdoba con una chequera que se arma con los impuestos y la compraron. No es un problema de convicción”, enfatizó. 

“Se juntan con el Presidente, anuncian públicamente que quieren cambiar la política y después salen a comprar conciencias. Oviedo es una caradura. Ahora también son unos sinvergüenzas. Encontraron un dirigente con conciencia floja y se las hizo fácil. Esto es corrupción parlamentaria”, consideró. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo