?>
Córdoba

Juez no admitió el pedido de una ONG por el lago San Roque

Daniel Strasorier, a cargo del Juzgado de Control de Carlos Paz, no admitió la presentación hecha por Adarsa. La organización pedía que hacer cumplir un fallo de 2013 que ordenaba sanear la cuenca. 

El juez de Control de Villa Carlos Paz, Daniel Strasorier, no admitió una presentación de la Asociación Amigos Río San Antonio (Adarsa) en relación al saneamiento del lago San Roque.

Tanto el río San Antonio como el dique San Roque están invadidos desde hace más de una semana por algas (cianobacterias) con olor nauseabundo, como consecuencia del volcamiento histórico de líquidos cloacales al agua por parte de 11 localidades de Punilla.  

Adarsa solicitó al juez que tome las medidas necesarias para hacer cumplir una sentencia dictada por él mismo en 2013, que obligó a la Provincia y a 10 municipios de Punilla a conformar el Comité de Cuenca del lago San Roque y diseñar un plan de obras a corto, mediano y largo plazo. El recurso de amparo original lo había presentado la ONG Calidad y Desarrollo Ciudadano.

En su resolución de este jueves, el magistrado consideró que el amparo ya fue concluido al contar con sentencia firme. Y que tomar nuevas medidas exceden los alcances de ese Tribunal. Según la resolución, sería competencia de las Cámaras Contecioso-Administrativas. 

Strasorier dijo ayer a Cadena 3 que las dos disposiciones de su sentencia ya habían sido cumplidas. Una era que se conforme el Comité de Cuenca San Roque, que debía haberse formado hace 25 años, de acuerdo con la ley provincial N° 7773, de 1989. La otra, que ese comité presentara un plan de saneamiento de los ríos y el lago.

"Ambas medidas se cumplieron y con eso quedó cerrado el amparo", dijo el juez. Sin embargo, a pesar de haberse conformado el comité y presentado el plan, hace casi cuatro años, las obras más significativas no se concretaron. Y el lago está peor.

Pedido de los vecinos

En ese sentido, para Adarsa, el rol del juez en materia ambiental es garantizar una efectiva protección y remediación del ambiente.

Entre otros argumentos, apelaron al artículo 32° de la ley general del Ambiente, que dice: "El juez interviniente podrá disponer todas las medidas necesarias para ordenar, conducir o probar los hechos dañosos en el proceso, a fin de proteger efectivamente el interés general. Asimismo, en su Sentencia, de acuerdo a las reglas de la sana crítica, el juez podrá extender su fallo a cuestiones no sometidas expresamente su consideración por las partes. En cualquier estado del proceso, aun con carácter de medida precautoria, podrán solicitarse medidas de urgencia, aun sin audiencia de la parte contraria, prestando debida caución por los daños y perjuicios que pudieran producirse. El juez podrá, asimismo, disponerlas, sin petición de parte."

Los vecinos de Adarsa le había solicitado a Strasorier que verifique el cumplimiento de las obras comprometidas, que se fijen plazos y fechas de sesión del Comité de Cuenca, que se dicte una medida de prevención que prohíba navegar, pescar o cualquier otra actividad en la zona, y que se conforme un organismo de control.

Y como antecedente citaron el fallo Mendoza, relativo a la cuenca Matanza-Riachuelo, en Buenos Aires. En 2008, la Corte Suprema de Justicia dispuso quiénes eran los responsables del saneamiento, los plazos, y la posibilidad de imponer multas si no se cumplían. Yencomendó al Defensor del Pueblo de la Nación y a un grupo de cinco ONGs la conformación de un Cuerpo Colegiado para el control del Plan de Saneamiento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo