?>
Córdoba

Juan Schiaretti prometió una nueva maternidad para Córdoba

En la apertura de sesiones de la Legislatura, el Gobernador anunció la construcción de cuatro hospitales en la ciudad de Córdoba. 

“La principal tarea de la dirigencia en esta hora es evitar la crisis del país garantizando la gobernabilidad”. Los legisladores se acomodaban en las poltronas de la Unicameral cuando escucharon la primera definición contundente de Juan Schiaretti el miércoles, en el inicio de las sesiones ordinarias. El mensaje del primer minuto del discurso de Schiaretti tiene varios destinatarios: el primero, Mauricio Macri. Aunque también hay destinatarios dentro del peronismo.

Por ahora, Macri y Schiaretti mantienen el acuerdo, pero asoman en el horizonte las elecciones legislativas de octubre, y aún no se ve claramente qué hará el PJ cordobés. Hay dos opciones, ambas conflictivas: postular para el Congreso Nacional una lista “amigable” con el macrismo y romper la alianza de 20 años con José Manuel de la Sota, o que el exgobernador, un férreo crítico de Macri, la encabece y la use como trampolín para 2019, lo que resentirá la relación Schiaretti-Macri. 

Hubo un palo concreto para el Presidente: el Estado es el que garantiza la equidad, no el derrame del mercado, dijo Schiaretti (palabras más, palabras menos). Lo dijo después de enumerar los programas sociales que implementa el Gobierno provincial.

Schiaretti gambeteó cualquier párrafo respecto del conflicto que comenzará en pocos días: la pauta salarial 2017 para los empleados públicos de la Provincia. 

Y evadió autocríticas tras 18 años del peronismo en el poder. Por ejemplo: de las inundaciones, responsabilizó a los productores agropecuarios por el mal manejo del suelo que hicieron durante los últimos 30 años. Tampoco explicó por qué las obras que se vienen prometiendo desde hace varios años siguen en ese estado. Por ejemplo: de la autovía Córdoba-Río Cuarto, anunciada hace un lustro, el gobernador sólo dijo que este año estará finalizada.

En las últimas horas, Schiaretti tomó una decisión: la futura ley de bosques fijará un nuevo porcentaje de reforestación muy superior al que querían las entidades agropecuarias. Con eso, Schiaretti confía que Cambiemos acompañará la sanción. 

Tras la seguidilla de hechos delictivos en las que están involucrados policías, ratificó que se reforzarán los controles internos en la fuerza y que habrá una modificación en los procedimientos que tiene el Tribunal de Conducta Policial, para hacerlos más expeditivos y con sanciones más severas. Sin embargo, no está previsto avanzar sobre los controles externos a las “cajas” que maneja la Policía: la contratación de adicionales y la provisión de insumos, entre otras. 

Schiaretti ratificó que este año se incorporarán mil policías, aunque tampoco se anunció si habrá cambios en la formación de los efectivos: semanas atrás, la paliza que recibió una mujer policía a manos de una vecina dejó expuesto que la preparación que reciben durante la instrucción es (como mínimo) escasa. 

Y aunque señaló que “la inclusión es la mejor política de seguridad”, confirmó que habrá una inversión de 560 millones de pesos en armas, chalecos y móviles. 

Respecto de las promesas de obras, Schiaretti repasó las que están en ejecución: “Todo está en marcha: como se dice por ahí, diciendo y haciendo”, dijo, renunciando a la originalidad. 

Guardó para el tramo final del discurso el anuncio más importante: la mudanza de la Maternidad provincial a un nuevo edificio en el predio del Pablo Pizurno (actual sede de los ministerios de Salud y Desarrollo Social) y la construcción de un nuevo Neuropsiquiátrico en el predio del hospital Misericordia. Aunque no se precisó cuándo comenzarán las obras, Schiaretti dijo que serán este año, junto con el inicio de las obras de dos hospitales (de día, pero con alta capacidad resolutiva) en los barrios Los Filtros y Mercantil.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo