?>
Córdoba

Irán a juicio 8 empleados municipales por contaminación en Bajo Grande

Los acusan de no hacer los trabajos necesarios para evitar que se tiren líquidos crudos al río Suquía.

El fiscal de Instrucción del Distrito 3 Turno 6, Carlos Matheu, elevó a juicio la causa por la presunta contaminación ambiental dolosa contra los empleados municipales de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Bajo Grande Eduardo Mario Altamirano, Horacio Alejandro Brizuela, Agustín Oscar Gallo,  Edgardo Daniel Íscaro, Juan Domingo Merendemo, Gustavo Javier Moyano, Carlos Eduardo Murúa y Ricardo Alberto Luchini por entender que omitieron a sabiendas del riesgo sanitario que eso implicaba "hacer las tareas esenciales de mantenimiento y reparación necesaria en las unidades depuradoras (las que deben realizarse sin interrupción las 24 horas de los 365 días del año) ocasionando con dicha inacción que estas últimas dejaran de funcionar correctamente y que a causa de ello, los efluentes cloacales resultaron volcados al Río Suquía, contaminando las aguas de un modo peligroso para la salud de las personas expuestas a la misma".
 
Matheu resolvió solicitar el sobreseimiento de otras 46 personas inicialmente investigadas en la misma causa.
 
La Justicia se hizo eco de una denuncia que indica que cuando se iniciaron las medidas de fuerza del Suoem contra el ente autárquico –el conflicto se desató el 4 de noviembre– la planta depuradora de aguas servidas de Bajo Grande habría dejado de funcionar contaminando así el río Suquía. Por eso 53 empleados de la Muni fueron  imputados de contaminación ambiental con dolo eventual.

Matheu detalló, entonces, que se tomaron muestras en el río y se detectó la presencia de 400 mil bacterias coliformes en 100 mililitros de agua, cuando lo máximo permitido es cinco mil.

Hasta 10 años

El delito de contaminación ambiental está basado en ley nacional de Residuos Peligrosos, que remite al código penal con penas de tres a 10 años de cárcel. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo