?>
Córdoba

Inundados y olvidados en Córdoba

Damnificados por las inundaciones reclamaban asistencia. En Villa El Chaparral y Villa Ábalos sufrieron muchas pérdidas. Defensa Civil asegura que relevará este miércoles.

Las intensas precipitaciones del fin de semana no sólo provocaron crecientes en ríos y arroyos, sino también de los canales que rodean a la ciudad y cuyos desbordes provocaron graves inconvenientes en varios barrios periféricos.

“Cada vecino se las ha arreglado como ha podido, porque acá no ha venido nadie, ya pasaron dos días y no recibimos asistencia, hemos perdido muchas cosas”, cuenta Carmen, una vecina de Villa El Chaparral, en Guiñazú.

Es un barrio de casas precarias, que padecen a menudo las crecidas del canal maestro y de una canaleta de riego que bordea al barrio. “Apenas llueve un poquito nos entra agua, pero ahora ha sido muchísimo peor, se nos han rajado las casas y hundido los pozos”, describe. “La gente está tapando los pozos con escombros, pero el agua se ha llevado todo y mucha gente ha perdido de todo. Llamamos a Defensa Civil, fuimos hasta el CPC de la zona, pero nada… nadie vino a socorrernos”, lamenta la mujer.

Algo similar le ocurre a los vecinos de Villa Ábalos, un barrio pequeño que está a la altura de avenida Santa Ana al 4.500. “Se desbordó el canal y se nos vino todo el agua adentro, se nos mojaron las cosas y se hundieron los pozos negros”, explica Verónica, preocupada por la reconstrucción. “La gente no se quiere ir por temor a los robos, pero necesitamos que vengan a asistirnos porque se nos mojaron camas, colchones, todo”, pide. El lunes por la tarde volvieron a tener energía eléctrica, y el suministro de agua trae muy baja presión.

Ramona tiene un comedor comunitario en el barrio, y protesta porque en una situación de necesidad no tiene qué ofrecerle a los vecinos. “El comedor podría funcionar, pero no tenemos qué dar porque se nos mojó la leche y toda la mercadería”, explica.

De mayor a menor

El director de Defensa Civil municipal admite que no han podido cubrir aún a todos los barrios golpeados por el temporal y las inundaciones. “La zona más afectada, en el norte y el oeste de la ciudad, ya está todo atendido. Hubo evacuados, pero desde el lunes ya no tenemos a nadie en los centros. Mañana (por el miércoles) vamos a seguir por los barrios menos castigados”, describió, admitiendo que todavía no visitaron los barrios mencionados.

“La crecida del río ha dejado mucha mugre, y estamos movilizando maquinarias de higiene urbana, sacando lo más grueso que ha dejado la creciente en las partes a las que podemos acceder, porque el río todavía está muy alto”, indicó. Los trabajos de la Municipalidad están enfocados principalmente a levantar árboles, ramas y postes caídos. “Tuvimos 32 eventos de arbolado o ramas caídas, 30 de postes y cables, y muchos hundimientos de pozos”, resumió el funcionario. “Seguimos con la emergencia declarada, atentos y trabajando con el comité de crisis. Lo grueso está bastante cubierto, falta el trabajo fino”, aseguró Garrido.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo