?>
Córdoba

Los indispensables de la playa

En las sierras, las playas de moda son una gran vidriera con las tendencias juveniles veraniegas. Acá, un resumen visual de lo “in” y lo “out” sobre las arenas de 2013.

Extravagancia en la cabeza
Aunque estar bronceado no pasó de moda, tomar sol parece que sí. De hecho, la tendencia entre los chicos y chicas es cubrirse del sol con sombreros… ¡cuanto más extravagantes mejor!. Los preferidos son animal print, de paja o blancos... las gorras ya fueron.

Volvió la colaless
Mientras que muchos varones se bañan hasta en bóxer si es necesario, las chicas recuperaron la “colaless” como atuendo playero de cabecera. Las más clásicas las lucen en negro, pero las desprejuiciadas prefieren las fluo. Incluso intercambian las piezas de arriba y abajo con las amigas para sumarle color al atuendo. Como detalle, suelen pintarse las uñas al tono.

Tapa-ojeras obligatorios
Durante el día los lentes de sol son casi “obligatorios” para ocultar la cara de sueño de los “trasnochados”. Eso sí… cualquier modelo de anteojo no: entre las chicas, salen los modelos “aviador”. Entre los chicos, en tanto, se usan los de marco de pasta, escandalosamente fluorescentes.

Las pieles se ponen cursi
Este año, los tatuadores de henna terminaron por jubilarse. Y es que, en las playas juveniles prácticamente no hay pieles sin marcas: casi todas tienen tatoos en lugares bien visibles. Lo novedoso es que muchos llevan inscriptas nombres y frases… cuanto más cursis, mejor.

¡Soltá el celu!
Cuando van al río, los sub-30 pueden olvidarse el bronceador, las ojotas o el toallón. Eso sí: lo que no pueden olvidarse son los celulares, con sus correspondientes protectores de arena. ¡indispensable para agendar nuevas amistades, o chatear bajo la sombrilla!

No mochila, si heladera
Ya no se usa ni mochila ni riñonera; el equipaje imprescindible para ir a la playa es la heladera conservadora. Algunas van tan cargadas, que se llevan de a varios. ¿Qué transportan adentro? Hielo, gaseosa para el ferné y alguna cervecita, “cortada” con rodajitas de limón.

Infusión distinta
Casi no se ven mates en las playas juveniles. Parece que cargar con un termo es engorroso, y recargar el agua caliente un tanto caro. Lo más parecido a una infusión en los ríos serranos es la clásica “melancía”, melón ahuecado, relleno con vino blanco o aperitivo que se bebe con sorbetes.

El vaso fernetero
De noche, las discos de Carlos Paz sirven sus tragos en los tradicionales “fernetómetros”, vasos preparados para preparar el fernet con la proporción ideal. Los turistas menos experimentados en preparar el “elixir negro” lo llevan a la playa, como “ayuda” para preparar los tragos.

Entra güiro, sale guitarra
Llevar guitarra para cantar “El oso” de Moris es un clásico de la playa… ¡pero de la playa de la Costa Atlántica! En las arenas serranas, en cambio, los chicos prefieren el clásico “rallador” para marcar los ritmos que más resuenan desde los altavoces: “cumbia canchera” y cuarteto.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo