?>
Córdoba

Hay unos 4.000 árboles con riesgo de caer

Empleados de Espacios Verdes temen que un temporal provoque una tragedia. Contratan a empresa que cobra $ 3.000 por cada extracción.

Lluvias, viento y una lista interminable de árboles a punto de caer. Éste es el panorama en decenas de barrios de Córdoba porque –de acuerdo con un relevamiento de los empleados de Espacios Verdes– suman unas 4 mil las plantas en peligro de desprenderse. Desde la Municipalidad confirmaron que se llamó a una licitación para avanzar con las extracciones de dichos ejemplares, aunque reconocieron que la empresa aún no está trabajando.

Llegó a tal punto la preocupación de los empleados de la Dirección de Espacios Verdes y de la Jefatura de Departamento de esa repartición, que ayer mantuvieron una reunión con el responsable de dicha cartera, Miguel Mongiano, para que el municipio se responsabilice en caso de que la caída de un árbol termine generando daños mayores. Sobre todo, porque el domingo pasado hubo dos plantas que podrían haber provocado una tragedia: uno de los árboles se cayó en la plaza Jerónimo del Barco y el otro, en Riobamba al 200.

“Estamos cansado y ya les avisamos que vamos a decir qué es lo que está pasando. Los funcionarios son los responsables porque llega el verano, las tormentas y no han previsto qué hacer con los árboles. Tenemos un hidroelevador y cinco empleados para 4 mil árboles en riesgo”, resumió a Día a Día Carlos Carreras, uno de los delegados de Espacios Verdes. 

El municipio llamó a licitación para la extracción de las plantas en peligro, pero las empresas que se presentaron cotizaron por arriba de lo fijado (unos 6 mil pesos por árbol), por lo que quedó desierta. Mongiano confirmó que ya se inició un nuevo proceso licitatorio, aunque para abarcar a un sector de Córdoba con un costo de 3 mil pesos por extracción. Pese a esto, el funcionario reconoció que los municipales sólo tienen un hidroelevador y que se espera concretar la compra de otro similar. “A veces a uno le gustaría andar en un Mercedes Benz, pero lo que tiene es un Ford T”, se sinceró el director, al reconocer que no tienen todos los recursos necesarios. “Cuando ingresamos no teníamos nada”, señaló.

Los empleados presionan porque temen que un temporal empeore la situación. “Estamos desesperados, con la soga al cuello. Hace 35 años que soy municipal y hace dos que tengo frente a mi casa un paraíso marcado con rojo porque está en peligro y yo, que soy de Espacios Verdes, tampoco puedo hacer nada”, graficó Carreras.

En peligro

Los paraísos, pinos y eucaliptos son los más propensos a caer por los fuertes vientos y lluvias. En los últimos dos años, la cantidad de árboles en situación de riesgo trepó de 3 mil a 4 mil, según los empleados. Los funcionarios comunales aseguran que son menos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo