?>
Córdoba

Habría acuerdo y este viernes se aprobarían los pliegos de la basura

Hasta última hora, Juntos por Córdoba continuaba con negociaciones internas para sacar los pliegos de recolección en la sesión especial de este viernes.

Las diferencias dentro del bloque oficialista de Juntos por Córdoba son difíciles de limar. Hasta última hora de este jueves, continuaban las negociaciones dentro del bloque –y fuera también porque hasta la conducción provincial de la Unión Cívica Radical se metió en el conflicto– para “convencer” a los ediles nicolasistas Javier Lafuente, Analía Romero y Cristina Marchisio de que acompañen con su voto a la aprobación de los pliegos de recolección de basura y el marco regulatorio que se tratarán hoy a las 8 en sesión especial en el Concejo Deliberante

La discusión involucró a la fuerzas partidarias de la UCR, que a nivel provincial pedían que se respalde al intendente Mestre. 

Ayer, la concejala Romero se negaba a hacer declaraciones a Día a Día asegurando: “No hablo con los medios por la concepción que tengo de los mismos”. Marchisio indicaba al cierre de esta edición que esperaba “un llamado” para definir su postura, mientras que Lafuente no respondió, aunque en horas del mediodía aseguraba que estaba en duda si acompañar o no a su bancada. 

Los números estaban tan ajustados que desde Juntos por Córdoba pensaron en el retorno del convaleciente Gustavo Fonseca. El edil tuvo un accidente de tránsito hace unas semanas en el que casi pierde un brazo y todavía no retomó la actividad. Ayer, camino al Concejo, sufrió una descompensación y debió ser hospitalizado. 

Los mestristas consiguieron refuerzos en el Frente Federal de Acción Solidaria (FFAS), integrado por los ediles Marcelo Pascual y Eugenia Terré. Con la baja de Fonseca, el apoyo del FFAS y Laura Sesma, el mestrismo no llegaría a la mayoría, pero anoche fuentes del la UCR consignaban que el acuerdo estaba cerca, con lo que la suma daría 17 votos, contra las 13 negativas de la oposición, y los pliegos aprobados.

La mayor objeción que tiene este bloque interno es que no comparte que la gestión de los residuos termine en manos de privados. 

Marco polémico. Lo que también le genera ruido a Lafuente es el marco regulatorio de la gestión de residuos, la llave del oficialismo para tener el voto de la díscola Laura Sesma. El edil indicó que se hizo “a las apuradas”. 

En tal sentido, los bloques opositores (ADN, Unión por Córdoba y Fuerza de la Gente) emitieron un comunicado denunciando un atropello institucional del mestrismo: “Este proyecto llega al recinto tras un burdo ardid de Juntos por Córdoba y Laura Sesma que hicieron que no se discutiera (el marco) en las comisiones de Servicios Públicos, Transporte, Salud Pública y Medio Ambiente; sino sólo en la Comisión de Legislación General”.

Marín Llarena, jefe de bloque de Fuerza de la Gente, indicó que “el marco no puede salir porque es un mamarracho que desliga al municipio de las responsabilidades que tiene en cuanto al control de los generadores de residuos patógenos, peligrosos e industriales”. 

Santiago Gómez, concejal de ADN, denunció que “el marco que definirá cómo trabajar con la basura en los próximos 10 años se discutió una hora”.

Sin cambios. Los pliegos del nuevo esquema de recolección llegan al recinto sin despacho de comisión y sin cambios luego de la primera lectura y la audiencia pública.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo