?>
Córdoba

Gusto a retro: siguen apareciendo golosinas vintage

Los dulces y chocolates que eran furor hace 20 años vuelven a los quioscos. ¡Te acordás de alguno?

Hace algunos años, muchos consumidores de golosinas se mostraron asombrados por el retorno a las góndolas de verdaderos “clásicos” de las meriendas escolares de los ’80 y ’90, como las galletitas tentaciones o las pastillitas “Yapa”. 
Pues bien, la fórmula “retro” dio buenos resultados a la industria, pues esta temporada invernal las fábricas volvieron a reflotar tres marcas que hacía rato no estaban en los quioscos, pero perduraban en el recuerdo de los compradores. ¿De cuál te acordás?
El alfajor suchard.
El alfajor que terminó de desaparecer durante la crisis del 2001 fue quizás el más reclamado por los dulceros. Y finalmente volvió, a comienzos del invierno. 
Había “gran cantidad de pedidos de consumidores que espontáneamente realizaban campañasen internet pidiendo su regreso” explicó Ramiro Cuenya, el gerente de la fábrica de chocolatez Mondelez, que retomó su fabricación.
Quienes lo probaron dicen que además de llevar idéntico envoltorio a la vieja golosina, el gusto es sorprendentemente similar: tapas duras de galleta, relleno con mousse de chocolate y cobertura semi amarga.
Milka Lila Pause.
La empresa Milka volvió también al ruedo con una golosina retro que en los ’90 tenia muchos fanáticos. Se trata del Milka Lila Pause, un chocolate suave, relleno con crema de Yoghurt Frutilla y Nougat.
El relanzamiento tuvo poca difusión, a diferencia de lo que ocurría en los ’90 cuando la golosina era promocionada en televisión por una joven y sensual Moira Gough, que compartía la delicia junto a un grillito que le cantaba: "Ay quisiera yo tenerte junto a mí, esta fiesta está muy buena y es por ti...".
Smack.
El último relanzamiento del invierno parecer ser el Smack, un cubanito relleno de mousse de chocolate y bañado en chocolate y crocantes. Su envoltorio naranja solía llamar la atención en los kioscos, allá por los ’90. Ahora vuelve (quizás un poco más pequeño dicen sus consumidores históricos) de la mano de la fábrica Nevares.

¿El dato insólito? En Córdoba casi no se ve en los kioscos, pero si en los mayoristas de golosinas y en las farmacias polirubro.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo