?>
Córdoba

Giaco dice que tiene vacantes para contratos

Presentó un proyecto para que el Concejo derogue una ordenanza y quede habilitado para tomar a los monotributistas, que están en lucha.

Para el intendente Daniel Giacomino, los números “están a su favor” y tiene margen para contratar personal. Les hizo saber ayer a los concejales que “achicó” la planta de empleados y que quiere la derogación de una ordenanza para quedar liberado para dar respuesta a 400 monotributistas que reclaman una relación contractual más firme con la Municipalidad de Córdoba.

Los números que maneja Giacomino, y a los que tuvo acceso Día a Día, dan cuenta que recibió la administración de manos de Luis Juez con un total de 10.272 trabajadores. Unos 4 mil de estos habían dejado de ser contratados e incorporados como personal permanente por su antecesor.

Para justificar su intención política de dar respuesta al reclamo del Sindicato Unión Obreros Empleados Municipales (Suoem), y que sean contratados los factureros, Giacomino aseguró que tiene números en los que fundamenta que redujo la cantidad de empleados. “De los 10.272 que recibió, hoy tiene 9.500 y ahí no estamos contando los monotributistas”, detalló uno de los funcionarios que sigue el tema. Las bajas se dieron porque en estos años se jubilaron “300 municipales” y en el presupuesto no destinaron fondos para vacantes. Reconocieron que hay áreas en los que salieron trabajadores a pasivos y quedaron con monotributistas cumpliendo tareas.

El intento de Giacomino –conocido en los pasillos municipales como el “proyecto Cáceres” porque fue elaborado y empujado en buena parte por el secretario de Gobierno, Marcelo Cáceres–, ingresó ayer, pasado al mediodía, en el Concejo Deliberante. ¿Qué es, entonces, lo que pretende el intendente con esta iniciativa? Que los concejales deroguen la ordenanza 11.429 –que él mismo pidió a pocos de asumir en 2008–. En esa norma vigente se “autoprohibió” tomar personal en todas las reparticiones, a excepción de salud y educación.

Casi cuatro años después, el intendente quiere dar de baja lo que él pidió y mandó el proyecto al Concejo. “Se solicita derogar la ordenanza 11.429 porque a la fecha se cumplió con el objetivo de no incrementar la planta. No sólo que se evitó ampliarla, sino que se vio disminuida por la pasividad a jubilados, por casos de invalidez definitiva, fallecimientos y renuncias”, de trabajadores, se puede leer en los fundamentos.
Desde el Ejecutivo confiaron en que los números “están calzados” para entregar la administración al intendente electo, Ramón Mestre, y concretar la contratación de 400 monotributistas porque hay puestos vacantes. Una de las razones por las que se jubilaron 300 municipales fue porque muchos de ellos que se acogieron a la pasividad anticipada, desde los 55 años.

Para sacar adelante este proyecto, el intendente necesita 16 votos de los concejales, lo que parece una tarea más que difícil porque tiene licuado el bloque oficialista. Reuniría los sufragios de las kirchneristas Virgnia Pagnanini y Graciela Nicolás; además del apoyo de la oficialista Sandra Trigo (pareja de Cáceres); de las cuatro vicentistas y de algunos juecistas. Los radicales, el olguismo y el PJ, en contra. “Es una barbaridad lo que quiere hacer el intendente. Es muy grave e inmoral. Él mismo se autolimitó y, ahora, por un capricho quiere cambiar lo que el aprobó. No deben existir los monotributistas en la Municipalidad”, salió al cruce el concejal de la UCR y viceintendente electo, Marcelo Cossar. Desde el gremio dijeron que no habrá asambleas. “Estamos a la expectativa de lo que suceda, no habrá medidas, por ahora”, dijo el vocero del Suoem, Damián Bizzi.

Encadenados. Tres monotributistas permanecieron ayer encadenados para reclamar a los concejales que aprueben la derogación y permitan ser contratados. Estuvieron atados frente al Concejo, desde las 9.30 y hasta pasadas las 13, cuando ingresó el proyecto del intendente Giacomino. Los que tomaron esta medida fueron los factureros Yanina Palacios y Mayra Ortíz, del Jardín Maternal Padre Martínez; y Eduardo Zwick, del Hogar El Hornero.
....................................................

Muchos baches, pocos recursos
Pasaron las lluvias y quedó el tendal de baches en Córdoba. Desde Obras Viales reconocieron ayer que hubo una demora en la entrega de insumos y que cuentan con cuatro camiones para salir a tapar los pozos. Por día “llueven” entre 30 y 50 llamados de vecinos que piden por las reparaciones.

El titular de la Dirección de Obras Viales de la Municipalidad, Claudio Borgiattino, se sinceró y dijo que la Municipalidad “no puede ponerse al día” con el bacheo porque hay 50 reclamos por jornada, y que vienen trabajando con un “atraso importante”. “Tenemos cuatro camiones y cada uno cubre 20 baches, por lo que por día se arreglan 80 pozos, pero por el atraso que tenemos es imposible ponernos al día”, reconoció.

El funcionario dijo, además, que llevan adelante “una tarea titánica”, sobre todo por el estado en que quedan las calles, tras los días lluviosos.

“Estamos trabajando. Contamos con asfalto en frío, tuvimos demora para la provisión del asfalto caliente, porque falta en el país, teóricamente se reanuda la provisión. No coincido con el término crisis, otra vez ha faltado asfalto, estamos saliendo con todas las cuadrillas”, dijo el funcionario, que salió a responder después de que se conociera la cantidad de quejas que se acumulan en su área. “Hay entre 30 y 50 reclamos en la dirección por día, en la época de lluvias hace picos, en invierno es más tranquilo. Estamos preparados. Cuando llueve no podemos salir a reparar”, insistió.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo