Córdoba

El fiscal Anticorrupción investigará a Giacomino

La presentación del Tribunal de Cuentas sobre “irregularidades” en su gestión fue girada a ese fuero, y será analizada por Hugo Amayusco.

“Innumerables irregularidades que podrían configurar delitos como malversación de fondos, mal desempeño y otros”. Pruebas de que eso sucedió durante la gestión de Daniel Giacomino –especialmente en su último año– aseguraron los miembros radicales del actual Tribunal de Cuentas (TC) que contiene la auditoría sobre esa gestión contratada la empresa Deloitte, y presentada por los tribunos a los medios y a la Justicia el jueves. 

Desde ayer, quedó confirmado que quien deberá determinar si es o no así, si de ese material puede suponerse la comisión de algún delito juzgable en su fuero, será el fiscal Anticorrupción Hugo Amayusco. Cerca del mediodía, el fiscal de Instrucción Rubén Caro, que recibió la presentación del TC, la remitió a ese fuero por entender que puede implicar delitos cuya investigación es competencia de Anticorrupción. Por sorteo, la tarea recayó sobre Amayusco, que esperaba el material sobre el cierre de la jornada administrativa de ayer o el lunes a primera hora.

Esta semana, momentos antes de llevarla a la Justicia, los integrantes del TC (radicales y la minoría olguista) difundieron la citada auditoría, encargada en enero por Ramón Mestre a la consultora Deloitte, con costo de 280 mil pesos. El trabajo, que puso la mira sobre el funcionamiento de cinco áreas económico-administrativas del municipio y analizó numerosos documentos, cita irregularidades de procedimiento, falta de control y de respeto por la normativa (de contratación, por ejemplo). Los tribunos destacaron que muestra algunos “modus operandi” particularmente graves, como la baja de licitaciones seguida de contrataciones directas con fuertes subas de costos, la emisión de gran cantidad de cheques que el municipio, supuestamente, no tenía capacidad de cubrir; y el desvió de dinero de fondos específicos a rentas generales para cubrir otros gastos, sin su restitución.


Un juicio, leeejos. Sobre esto último, y aclarando que hasta ahora manejan sólo información “de los medios”, fuentes próximas a la fiscalía de Amayusco adelantaron que podría encuadrarse en el delito de “malversación de caudales públicos”, castigado con un mes o hasta tres años de inhabilitación para ocupar cargos y con multas. “Igual se trata de una especulación, hay que ver la presentación y analizarla”, aclararon.

A eso se abocará Amayusco desde el lunes. Si luego de su investigación el fiscal considera que hay elemento para imputar a Giacomino la comisión de alguno de estos delitos, deberá solicitar la imputación a la jueza de Control Analía Lucero Offredi, única con capacidad de hacerlo ya que se trata de un funcionario con fueros (por ser senador nacional). Igualmente, si el proceso prospera y se da la elevación a juicio, el propio Congreso debe quitar los fueros a Giacomino para que deba sentarte en el banquillo de acusado.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 15/09/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo