?>
Córdoba

Farmacéuticos en alerta, esperan un pago del Pami

“Si nos acreditan el pago, lo tomaríamos como una señal de buena voluntad”, dijo Germán Daniele. Este miércoles se reúnen autoridades del Pami con la industria farmacéutica. 

Las farmacias de Córdoba están en alerta por los cambios y la deuda que el Programa de Atención Médica Integral (Pami) mantiene con la industria farmacéutica, y esperan recibir entre miércoles y jueves un pago “como señal de buena voluntad”. 

“Estamos con la expectativa puesta en que entre un pago previsto por cronograma, no sólo por la necesidad de las farmacias de cobrar, sino que en este contexto sería una señal”, manifestó a Día a Día Germán Daniele, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba. 

“Estamos en estado de incertidumbre, como institución no queremos que las farmacias hipotequen sus futuro, y ya hay muchas en estado crítico en lo económico; Si no reciben el pago en tiempo y en forma, o reciben un pago menor, pondrían en riesgo su continuidad”, describió. 

Además, Daniele explicó que están expectantes de una reunión que mantendrán este miércoles autoridades del Pami y de la industria farmacéutica, “para conocer el rumbo de las negociaciones, y saber si hay alguna certeza que nos aliente a seguir atendiendo con normalidad”. 

“De momento los números están muy lejos, Pami pretende gastar 2.200 millones de pesos y el consumo actual es de 3.000 millones”, explicó. 

Asimismo, el presidente del Colegio de Farmacéuticos ratificó el reclamo de formar parte de la mesa de negociación: “Nuestro reclamo es legítimo, queremos formar parte de esa mesa, porque hay dos partes que pelean el dinero de las farmacias, y las farmacias no podemos opinar”, cuestionó. 

La modalidad de pago de Pami es a través de créditos que se habilitan en las droguerías para uso de las farmacias. En cuanto a las partidas de pago, explicó que siempre hay saldo a cobrar por parte de Pami. “Se va cobrando a cuentagotas, vamos recibiendo el pago en notas de crédito –no es dinero sino crédito en las droguerías-, y no es todo junto. Por eso hay prestaciones pendientes de la primera quincena de febrero”, apuntó. 

Desde abril. La crisis se inició a finales de abril, cuando Pami rescindió el contrato anual que tres meses antes había firmado con la industria farmacéutica, al mismo tiempo en que mantiene una deuda de más de 900 millones de pesos con esos laboratorios. Esa rescisión forma parte de una política de reducción de gastos en medicamentos, implementada por las nuevas autoridades de Pami. 

Esa decisión se inscribe en una política de reducción del gasto en medicamentos encarada por las nuevas autoridades de la obra social: bajar drásticamente la cifra de tres mil millones de pesos mensuales que se gasta en ese rubro.

Sin recortes a beneficios. El director ejecutivo de Pami, Sergio Cassinotti, afirmó que durante su gestión no habrá recortes en los beneficios que perciben los afilados a la obra social de los pasivos, y que los descuentos que se aplican sobre la compra de los medicamentos “seguirán igual”.

“No pretendemos recortar ningún tipo de beneficio que hoy tiene el afiliado. El descuento va a seguir igual”, aseguró Cassinotti en una entrevista publicada este miércoles por el diario La Nación.

“Pretendemos negociar otras condiciones, para que el presupuesto de PAMI pueda cerrar y llegar a un punto de equilibrio. Nunca se habló con ellos de recortar prestaciones”, subrayó Cassinotti.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo