?>
Córdoba

Faltan refugios para contener a mujeres en situación de calle

Así lo asegura un trabajo de la Defensoría del Pueblo que relevó que los albergues públicos están preparados sólo para hospedar a hombres y no brindan condiciones para alojar al sexo femenino.

 

Duermen en plazas y veredas. Se refugian en galerías y en toldos de locales comerciales. Son mujeres que sobreviven en el microcentro y barrios aledaños de nuestra ciudad. Entre ellas, también hay menores de edad. Y están ahí, invisibles para muchos, viviendo como pueden, expulsadas de sus casas por múltiples motivos, entre los que se destaca la violencia intrafamiliar.

A este sombrío escenario hay que sumarle que estas mujeres no encuentran contención en albergues o refugios. Eso se desprende de un reciente trabajo realizado por la Defensoría del Pueblo de la Provincia, que relevó por primera vez a este grupo de personas en el marco del Programa Construyendo Igualdad de Género (ver “Violencia familiar...”).

Sin condiciones. El informe pone el foco sobre el reducido número de mujeres que, pese a vivir en la calle, se acercan a los distintos albergues disponibles en esta Capital. Y considera que la falta de condiciones para albergarlas explican este fenómeno.

“De los cuatro refugios que reciben mujeres, dos son exclusivamente para madres; en general hay muy pocas plazas para mujeres; algunos demandan numerosos requisitos para albergarlas, en la mayoría, éstas tienen que colaborar con un porcentaje de sus ingresos y con la realización de tareas de limpieza. No es ésta una condición para los hombres que se albergan en los refugios consultados”, describe el informe.

La mayor parte de los refugios mixtos relevados expresó no contar con recursos propios para mujeres. Sí cuentan con elementos para la higiene masculina.

El trabajo asegura que no hay refugios públicos exclusivamente para mujeres.

Provincia y municipio. La Defensoría aludió al refugio “Hogar para todas las Noches”, que depende de la Provincia. El trabaja señala que ese lugar “recibía a mujeres, pero ante la escasa o nula concurrencia de las mismas, este año sólo alberga a personas del sexo masculino”. Y se afirma que hay 149 plazas “exclusivas para hombres”.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social reconocieron que en la actualidad no hay mujeres albergadas en el lugar, el único sustentado desde el Gobierno provincial.

Sin embargo, afirmaron que el lugar está abierto para recibir a personas del sexo femenino y explicaron que la escasa “demanda” de mujeres en ese lugar se debe a que “al haber muchos hombres, ellas prefieren ir a otro lado”.

“En el caso que alguna vaya, será bien recibida”, aseguraron a Día a Día fuentes de esa cartera.

En lo que atañe a la Municipalidad, el informe habla del albergue “Sol de Noche” y asegura que en ese lugar, aunque es escasa la concurrencia de mujeres, sí las reciben.

De igual modo, describieron que en ese refugio nocturno “no ofrecen apósitos y afeitadoras necesarias para la higiene femenina”.

Fuera del ámbito gubernamental y dependientes de asociaciones civiles, los refugios exclusivos para las mujeres en la ciudad son cuatro: El Portal de Belén, el Hogar de María, la Casa de María Madre Teresa de Calcuta y el hogar Santa Catalina de Siena.

 

Violencia familia y expulsión. Entre las conclusiones más relevantes del informe elaborado por la Defensoría del Pueblo se asegura que “la violencia es un factor creciente” entre las mujeres. Y un aspecto vital para explicar el alza del sexo femenino en situación de calle.

 

El 38 por ciento de las mujeres entrevistadas (fueron objeto del estudio 37 personas, entre ellas 8 menores de edad) dijo haber sido víctima de violencia en alguna ocasión, y la mayoría ubicó esta situación en el ámbito familiar, ya sea ejercida por su pareja o ex pareja, madre u otros familiares.

Del universo de las mayores de edad (29), 11 admitieron que padecieron violencia sexual y psicológica en alguna etapa de sus vidas (4 durante la infancia, 3 en la adolescencia y 4 siendo mayores de edad). Siete mujeres aseguraron que estas situaciones se reiteraron, mientras que 4 de ellas afirmaron haber sido víctimas en sólo una ocasión.

El trabajo en números.

 

»La mitad de ellas duerme en la calle. Del total de mujeres entrevistadas, más del 50% pasa la noche en veredas, puentes, galerías, plazas o casas precarias de cartón y chapa; el resto se alberga en hogares o refugios gubernamentales o de ONG’s.

»Más en el último año. El 40,5% persiste en esta situación de calle desde hace más de 6 años y lo más significativo es que en el último año creció en un 32,5% la presencia de la mujer en la calle.

»Chicas. Es alarmante el porcentaje de niñas y adolescentes: 29%.

 

 

 

»Violencia familiar. El 37,8% de las mujeres dijo haber sido víctima de violencia en alguna ocasión, y la mayoría ubica esta situación en el ámbito familiar: ejercida por su pareja o ex pareja, madre u otros familiares. En tanto, 64,30% la padeció en espacios públicos.

»Violencia sexual y psicológica. 37,9% de las mujeres mayores de edad fueron víctimas de estos tipos de violencia en alguna etapa de su vida. En sus relatos, 21% dijo haber sido abusada sexualmente y 19% sufrió violencia psicológica.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo