?>
Córdoba

Falta un Hogar Clase Media (Baja)

La Municipalidad de Córdoba dice que en conjunto con una ONG, se está gestionando con la Nación la construcción de viviendas.

Desde el Palacio 6 de Julio reconocen que existe una problemática habitacional que hay que atacar. El secretario de Desarrollo Urbano, Mariano De Juan, remarcó que en este tema están trabajando en conjunto con la Provincia y resaltó que la clase media baja es una de las más perjudicadas por el elevado costo de la tierra.

De Juan detalló que el municipio es poseedor de sólo 20 hectáreas en la ciudad más unos 120 lotes que ingresarán por convenios urbanísticos por cambio de uso de suelo (de rural a urbano). Además, el secretario aseguró que, en conjunto con una ONG, se está gestionando con la Nación la construcción de viviendas.

“Nosotros queremos apuntar a la clase media baja, esa gente a la que si se le facilita el acceso a la tierra puede empezar a construir. La idea es apoyarnos en cooperativas de vivienda, porque trabajar así es muchísimo más económico”, indicó De Juan.

El funcionario remarcó que el proyecto del Banco de Inmuebles Municipal, creado por ordenanza durante la gestión de Giacomino para vender tierras del municipio a precios sociales, no será viable “al menos por este año”.

El principal problema que le encuentran a la norma es la conformación de una comisión integrada por las organizaciones de tierra y vivienda y las universidades, que en conjunto con una comisión municipal, tiene que determinar las acciones del banco.

Al respecto, De Juan indicó: “Cómo vamos a tener una comisión integrada por grupos que tienen intereses manifiestos por las tierras, vamos a tener miembros que son juez y parte. No nos parece”.

Sin el Banco de Inmuebles como herramienta, la Muni apunta a otras soluciones. Según estimaciones del funcionario, en las 20 hectáreas del Estado entrarían unas mil familias, “densificando”. Lo que se planifica es adjudicar esas tierras por sorteo a cooperativas y venderlas a “precios sociales” en 120 cuotas.

Lo mismo se pretende hacer con unas cinco mil viviendas que la Muni construyó durante la gestión de Ramón Bautista Mestre y que todavía no están escrituradas ni facturadas.

“Tienen el precio congelado pero la idea es cobrarlo en planes largos para tener un fondo. Con esta plata, entregaríamos materiales de construcción a las cooperativas”, destacó De Juan.

Según el secretario, en la ciudad debe haber disponibles unas tres mil hectáreas. De Juan indicó que de ese grueso de tierras, la Nación es “el mayor terrateniente que hay en Córdoba”, ya que posee alrededor de 400 hectáreas entre terrenos del Ejército, la Fuerza Aérea y los ferrocarriles.

“La clase media baja es la que no puede acceder a un crédito ni a tierra barata. Los desarrollistas apuntan su negocio a la gente de mayor poder adquisitivo y nosotros tenemos que avanzar en dar más soluciones a este sector ya que en los últimos años no ha sido beneficiario de los planes sociales. Si no vamos delante de esta demanda, estamos en el horno”, graficó el funcionario.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo