?>
Córdoba

Epec deberá indemnizar a la mamá de un niño muerto por electrocución

La empresa debe pagar $ 128.171 (más intereses) por el fallecimiento de un pequeño de 9 años que en 2006 jugaba en un baldío por el que pasaba un cable de electricidad conectado de forma clandestina. 

La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) deberá indemnizar con 128.171 pesos (más intereses) a una mujer por el fallecimiento de unos de sus hijos (de apenas 9 años) cuando, en 2006, jugaba en un baldío por el que pasaba un cable de electricidad conectado de forma clandestina.

Así lo resolvió la Cámara 4º de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la ciudad de Córdoba, que también encomendó al juez de primera instancia que efectúe una “inspección en el lugar” y, si comprueba que la situación no ha variado, ordene a Epec “la realización de tareas tendientes a evitar que los vecinos del lugar tengan acceso a cables ‘pelados’ de los cuales ‘engancharse’”.

El tribunal también decidió que, en caso de verificarse que las cosas no han cambiado, el juez de 40º Nominación del mismo fuero “deberá establecer un plazo razonable para que la demandada (la Epec) presente un modo de solucionar la cuestión”, bajo apercibimiento de que esto sea ejecutado “por un tercero, a costa de la empresa”.

En la resolución, el vocal Raúl Fernández esgrimió que la función preventiva del derecho obliga a “tomar las medidas necesarias para evitar que el daño se repita”. En ese sentido, remarcó que, si subsiste “la génesis dañina, el tribunal no puede permanecer indiferente y debe tender a evitar futuros posibles daños a terceros ajenos al proceso; en el caso, a los habitantes del lugar donde ocurrió el luctuoso accidente”.

El hecho sucedió el 25 de diciembre de 2006, cuando un niño, en compañía de uno de sus hermanos y de amigos, se encontraba jugando en un terreno baldío, a 100 metros de su domicilio (en el barrio Cooperativa Atalaya), cuando pisó un charco de agua por el que pasaba un alambre “desnudo”, que se encontraba conectado clandestinamente a la red eléctrica, y murió en forma casi instantánea.

Aunque la Epec sostenía que no se la podía responsabilizar por la conexión clandestina de un tercero (no identificado y que no es parte en el proceso), la Cámara concluyó que se trababa de “una situación riesgosa, pero que era dable atribuir mayor responsabilidad a la demandada, que conocía de la existencia previa de conexiones clandestinas, sin tomar los recaudos necesarios para evitarlas”.

Por ello, el tribunal acogió parcialmente el recurso de apelación promovido por la empresa y le asignó “un 70% de responsabilidad” (en primera instancia se le había adjudicado el 100%).

En función de lo resuelto por la Cámara, la Epec deberá pagar 84.000 pesos por daño moral; 40.338,71 pesos, en concepto de pérdida de chance a favor de la madre del niño muerto, y 3.832,50 pesos, por gastos futuros terapéuticos, todo lo cual suma 128.171,21 pesos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo