?>
Córdoba

En Año Nuevo trajo mucha agua y "la cola de novia"

La tormenta provocó la crecida del río Suquía y el corte de vados. También afectó líneas de energía y dejó sin luz a muchos barrios.

El 2015 llegó con mucha agua caída desde el cielo, lo que provocó diversos problemas para muchos vecinos de la ciudad de Córdoba y alrededores. 

Según información del Servicio Meteorológico, entre el miércoles por la noche y el jueves por la mañana cayeron 26 milímetros de lluvia, lo que provocó la crecida del río Suquía. Frente a ello, autoridades de Defensa Civil municipal dispusieron el corte del vado Sargento Cabral, ya que el agua corría por encima de la carpeta asfáltica.

Así lo indicó el titular de Defensa Civil, Hugo Garrido, quien señaló que este domingo por la mañana aún quedaba basura y troncos sobre el vado, lo que impedía la circulación vehicular por ese sector de barrio San Vicente.

“El agua ya se encuentra por debajo del nivel del vado, pero aún quedan troncos y basura que impiden el paso de los vehículos”, dijo Garrido ayer al medio día.

En tanto, tres personas que pernoctaban bajo el Puente Alvear, en el Centro de esta ciudad, debieron ser evacuadas debido a la fuerte crecida del río.

Cortes de luz. Las lluvias del primer día del año también afectaron el funcionamiento de 45 líneas de media tensión en Córdoba, por lo que vecinos de diferentes zonas de la ciudad sufrieron cortes de servicio.

Según se informó desde Epec, la mayoría de los inconvenientes fueron solucionados durante la mañana, aunque por la tarde persistían los reclamos. “A partir de las 5, se registró una fuerte tormenta con ráfagas de viento que superaron los 80 kilómetros por hora y duró hasta las 7 de la mañana. En esas dos horas, 45 líneas de media tensión quedaron sin servicio, y de a poco las fuimos reparando”, dijo Mariana González, vocera de Epec. 

La cola de novia. Las válvulas del dique San Roque fueron abiertas este domingo debido a la crecida del río San Antonio y los turistas gozaron con la tradicional “cola de novia” en el primer día del año.

Pasadas las 13, se realizó la apertura de las válvulas, en un 40 por ciento, ofreciendo la singular atracción en el lago de Villa Carlos Paz. “Las abrimos al 40% a efectos de recuperar algo de nivel para el almacenamiento de nuevas crecidas”, dijo Edgar Casteló, secretario de Recursos Hídricos de la Provincia. “El pronóstico extendido anticipa que habrá nuevas lluvias, lo cual va a permitir mantener el nivel del lago en un nivel alto”, añadió.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo