?>
Córdoba

El primer equipo femenino de fútbol para personas ciegas

Es el primer equipo en el mundo que se pone los botines. Entrenan en el Club Municipal y buscan rivales. Hoy harán una exhibición por el Día del Mundial del Bastón Blanco.

Los gritos, algo agudos, se escuchan desde lejos. Sobre todo ese “voy” que establece el reglamento. Las risas se mezclan con el tintinear de una pelota. Sonido que dibuja un trayecto por donde el balón se echa a rodar. Se las ve gambetear, detenerse y patear con confianza. En el arco explota un gol!!! “Desde hace cuatro años, los martes y jueves las chicas entrenan con ahínco, como lo hace cualquier atleta “, cuenta el profesor Gonzalo Abbas Hachaché. Y es que en el Club Municipal de Córdoba, se prepara el primer equipo en el mundo de fútbol femenino conformado por personas con discapacidad visual.

“No tenemos registro de que exista otro equipo con nuestras características, por eso queremos hacer conocer la tarea. Buscamos darle lugar al deporte y además necesitamos con quién competir”, relató el DT.

Los entrenamientos se viven intensamente y ya son seis las chicas que disfrutan del “picadito”. A ellas se suman dos arqueras, las únicas videntes en la cancha. “Sabía que había fútbol adaptado para hombres pero siempre me gustó la idea de que jugáramos nosotras. Busqué al profesor y se lo propuse”, contó Angie, la promotora del desafío. Con 29 años desde el 2012 sueña con patear al arco y hacerle un gol a la desigualdad.

“Estoy convencida de que para nosotras no hay un límite, porque podemos jugar el deporte con todas las adaptaciones existentes como cualquiera”, completó Coty, una futbolera nata. Se presenta como hincha de Boca y Talleres y defensora de los colores que la apasionan.

En el Club Municipal de Córdoba hace un año se estrenó la cancha con paredes. Éstas limitan el espacio y permiten las referencias espaciales necesarias. Al deporte adaptado se suma una pelota con sonido y las voces de guía durante el juego.

Desprejuicio del prejuicio

“La realidad es que ellas enfrentan los mismos preconceptos que tuvieron las pioneras del futbol femenino con visión normal. Deben pelear contra la idea de que son inconstantes, que es un deporte masculino o las comparaciones machistas”, reconoció Gonzalo. Este profesor desde hace años se capacita en el ejercicio para personas ciegas. “El deporte es para todos, sólo que nosotros trabajamos mucho los pilares como la confianza, el poder y el querer”, remarcó. 

Lindsay es la arquera del equipo y entrena junto a ellas: “Siento que me comprometo más y aprendo mucho. Veo cómo se superan y me sorprende todo lo que pueden hacer, quizás mucho más que yo”.

Todos acuerdan que al futbol le deben la mejora en sus destreza para movilizarse en las calles, un gran sentido de la orientación y una creciente confianza.

“Estamos seguros de que el deporte es una excusa para el encuentro social. Ellas se sienten parte del club, se hacen amigos, nadan acá y disfrutan de una vida completa como cualquiera”, resume el profesor antes de retomar el entrenamiento. 

Las chicas regresan al juego y los gritos vuelven a escucharse. Desde esa cancha, en aparente oscuridad, iluminan una sociedad que de a poco las mira. 

Para ver

Este jueves se conmemora el Día Mundial del Bastón Blanco. La Unión Cordobesa para Ciegos (Ucorci) junto a otras entidades proyectan actividades para recordar la importancia que tiene ese elemento en la vida de las personas que no pueden ver.

Hoy a partir de las 16, las chicas del equipo de fútbol para ciegas realizarán una exhibición en la Plazoleta del Fundador. 

Continuando el festejo, el sábado a las 17 en el Club Municipal Córdoba, se ofrecerá vóley, fútbol, judo, tenis y básquet para personas con discapacidad visual.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo