?>
Córdoba

El papá de Emanuel es de Talleres y había apostado un asadito con su hijo

"Emanuel no se perdía nunca un partido de Belgrano", contó Raúl Balbo. "Le había jugado cuatro kilos de carne para asar que ganaba Talleres".

Cuando el fútbol no es más que un deporte, que un momento de disfrute entre amigos y familia, estas anécdotas son parte de algo sano.

En medio de un dolor insoportable, con dos hijos muertos por la violencia irracional, Raúl Balbo se tomó un minuto para contar una anécdota deportiva familiar: él es hincha de Talleres, y había apostado un asadito con Emanuel para ver quién se quedaba con el clásico.

"Mi hijo era muy hincha de Belgrano. No se perdía nunca un partido", contó Raúl en Olé. "Yo soy del equipo contrario, Talleres. Le había jugado cuatro kilos de carne para asar que ganaba Talleres", dijo.

Era una apuesta sana: ganara quien ganara, el asado se iba a comer en familia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo