?>
Córdoba

El mal estado de las rutas de acceso a Córdoba: RAC, rutas al corte

Las principales rutas que ingresan a la ciudad están bastante deterioradas o con obras que afectan la seguridad vial. De la Sota quiere la autovía 36 antes de irse. Mirá el video. 

“Tuc, tuc, tuc, tuc, tuc, tuc, tuc, tuc, tuc, tuc”, la onomatopeya corresponde al sonido que producen las cubiertas de diferentes vehículos con el rozamiento del pavimento imperfecto de la ruta 20, la que une Córdoba con Carlos Paz.

La circulación por las vías de acceso a la ciudad de Córdoba no es para nada placentera. Pozos, parches, fisuras, escalones, banquinas en mal estado y con objetos cortantes (candados oxidados, restos de lámparas, tornillos, piedras), máquinas trabajando y tachos en medio de la calzada, de todo se ve en la traza de estos caminos. 

Por la ruta 20 circularon 1.527.325 vehículos sólo durante el mes de enero. La empresa Caminos de las Sierras, que se encarga de las rutas de acceso a Córdoba (RAC), aseguró que se trata de una carpeta que tiene ya muchos años pero que se trabaja todos los días para mantenerla. El parchado está a la vista. 

Desde la municipalidad de Villa Carlos Paz reclaman un mantenimiento más exahustivo de la autopista y un carril más por sentido de circulación para que sea un camino más seguro.

“Ocurre que los vecinos de Carlos Paz no son los únicos que se trasladan hacia Córdoba, es una ruta utilizada por toda la gente del sur de Punilla, por lo que nos parece que esta ruta debería tener otro tipo de mantenimiento, sobre todo por el tránsito que se registra durante la temporada”, reclama el concejal del oficialismo Hugo Bustos.

El edil agregó: “Hemos presentado notas para pedir mejoras, la última obra grande que se hizo sobre esta ruta fue la iluminación completa, que se ejecutó durante el gobierno de Juan Schiaretti. Ya es evidente el deterioro en toda la autopista y nosotros seguimos insistiendo para que se hagan trabajos más profundos”.

Fotos de Nicolás Bravo.

Desde la firma no brindaron más datos sobre el estado en el que se encuentra esta ruta o si se planifica algún trabajo más grande a futuro, sólo se dejó en claro que la repavimentación de la autopista es inviable por el costo que representaría y remarcaron que, aunque sus cabinas de peaje sean las que más dinero recaudan, la RAC constituye en un sistema solidario, en el que el camino que más recauda destina parte de sus fondos para el mantenimiento de otras rutas donde no se cobra por circular, como por ejemplo la avenida Circunvalación o parte de la ruta E-53, que se encuentra en la zona del aeropuerto.

Otras rutas. Las imágenes se repiten en el tramo Córdoba-Pilar de la autopista a Rosario. El daño en el pavimento es evidente y hay sectores que se están reparando. También se ven obreros en la ruta E-53, la que lleva a Río Ceballos, mientras que en la ruta 36 hay un intenso movimiento de máquinas porque la construcción de la autovía a Río Cuarto es una de las obras que el gobernador José Manuel De la Sota quiere inaugurar antes de que termine su mandato (ver “DLS quiere...”).

Fotos de Nicolás Bravo.

Tachos naranjas, media calzada habilitada y circulación sobre banquinas completan el panorama en la autopista a Rosario antes de llegar al peaje. 

Viniendo a Córdoba desde Río Cuarto, sobre la ruta 36 antes de llegar al cruce con Alto Fierro, una parte del camino que se quiere reemplazar tiene pavimento reluciente. El peligro es circular por allí de noche, porque la calzada está sin pintura.

Desde Caminos de las Sierras aseguran que en la autopista los trabajos de reparación de calzada se van a terminar en nueve meses porque justamente se están ejecutando con tránsito. Respecto a la ruta 36, desde el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia se explicó que ese tramo sin pintar es responsabilidad de la Nación, que está realizando reparaciones.

Críticas. Juan Pablo Quinteros, vocal del Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep) y legislador electo por la alianza Juntos Por Córdoba, aseguró que la empresa Caminos de las Sierras no cumple con la prestación de servicios y además denuncia que los balances de la firma no son claros porque “no se informa en qué se gasta lo que se recauda”.

Según los números que maneja Quinteros, en 2014 pasaron 54.457.783 vehículos por los 11 peajes que tiene la empresa y se recaudaron 548 millones de pesos. 

“Toda esa plata no se ve en el estado de las rutas, que apenas se pintan o se bachean. La presunción es que se destina a obras que la Provincia debería hacer con lo que recauda con la Tasa Vial”, aseguró el vocal. 

Por otro lado, Quinteros remarcó que “tener los caminos en este estado es un peligro. No se cumple la ley nacional de tránsito por cómo están las banquinas, el usuario no recibe una contraprestación porque paga y no circula por rutas sanas, con áreas de servicio. En cambio se circula por verdaderas trampas mortales, porque se hacen obras con tránsito. No velan por la seguridad de nadie. En Circunvalación constantemente se producen robos”. 

Camino de las Sierras fue consultada ante estas críticas pero desde la empresa prefirieron no hacer declaraciones al respecto.

Fotos de Nicolás Bravo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo