?>
Córdoba

El gorgojo negro del pan ataca de nuevo

Un raro gorgojo que se mete en la miga es la pesadilla de los panaderos. Dicen que crece en la soja almacenada cuando hace mucho calor en otoño. ¿Los viste?

Como en abril de 2012, el gorgojo negro está atacando de nuevo. Es un insecto pequeño, de cuerpo aplanado y poca movilidad, que se multiplica cuando se levanta la cosecha de soja y que en los días más calurosos de otoño llega hasta las ciudades y se mete en el plato más sensible: el pan.

Si bien su verdadera identidad es una incógnita para muchos de los especialistas, la mayoría coincide en que se trata del gorgojo Khapra, científicamente llamado trogoderma granarium. Entre las familias del Gran Córdoba tiene un nombre más simple: “el gorgojo del pan”, porque le encanta introducirse en la miga para obtener alimento blando y abundante.

Cuando empieza a hacer frío, desaparecen, pero cada año es más frecuentes y, lo peor, más abundantes. E incluso resisten el calor del horno si hacés pan con harina que lleva un tiempo guardada en la alacena. Aparecen cuando el pan está listo y lo cortás. ¡Qué asco!

Según había explicado durante "la plaga" del 2012 Juan Carlos Sedrán, ingeniero agrónomo y coordinador para Córdoba, Santa Fe y Santiago del Estero del programa Agrolimpio, “es un caso complejo, todos los años hay más; debería intervenir la gente de la UNC e investigar seriamente el tema”.

Para Sedrán, cuando el termómetro supera los 30 grados en otoño, se dan las condiciones que este insecto necesita para ser plaga. “Es lo que llamamos el triángulo de vida: alimento, temperatura y refugio. Consiguió tener las tres variables y pasó de ser un bicho aislado por ahí, a otro perjudicial que molesta a las zonas urbanas”, detalló.

Cuando el termómetro supera los 30 grados en otoño, se dan las condiciones que este insecto necesita para ser plaga.

Para Ricardo Suárez, director de Ambiente de Río Ceballos, “el trogoderma granarium está asociado a cualquier semilla, pero especialmente de soja, que en estos días se acumula en los silo-bolsa, por ejemplo. Tiene pocos predadores (insectos o pájaros) y eso hace que se multipliquen sin control cuando hace calor. Es muy simple: tener un monocultivo también genera un monoinsecto”.

En el Centro de Industriales Panaderos, las consultas son permanentes respecto de cómo hacer para erradicarlo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo