?>
Córdoba

El "doble rol" de Britch

El secretario de Ambiente de la Provincia es, al mismo tiempo, co-director del laboratorio que analizó el agua afectada por Taym para el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep). 

Javier Britch, secretario de Ambiente de la Provincia, es a la vez codirector del Centro de Investigación y Transferencia en Ingeniería Química Ambiental (Ciqa) de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que realiza los análisis del agua para el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersep). Así consta en el sitio web del laboratorio. 

Tras el desastre ocurrido por el anegamiento de la planta de residuos peligrosos Taym, el martes pasado, el Ciqa se encargó de hacer los estudios del canal Los Molinos-Córdoba, afectado por el aluvión, y del agua de la planta potabilizadora Los Molinos, que se abastece de ese canal.

En base a esos resultados, el Ersep avaló el miércoles último que Aguas Cordobesas reabriera el grifo a todo el sur de la ciudad, tras haberlo cerrado en forma preventiva por riesgo de contaminación.

El "doble rol" de Britch fue repudiado por vecinos de la localidad de Santa Ana, integrantes de Santa María Sin Basura, que lideran el rechazo a Taym y a la instalación de un vertedero para el Gran Córdoba a 3,5 kilómetros de allí. 

 “¿Debemos confiar en los resultados parciales de estudios realizados por un equipo codirigido por Britch después de haberse provocado semejante desastre ambiental?”, publicó Santa María Sin Basura en su página de Facebook. “¿Acaso no es el mismísimo Britch el responsable de que esa planta haya estado funcionando allí, en esas condiciones? ¿El mismo que otorgó licencia ambiental a Cormecor para instalar un megabasural en un predio distante 300 metros de Taym, con las mismas condiciones geográficas?”, se preguntaron. 

Respuesta oficial

Ante la pregunta de Día a Día, el Ersep respondió que el laboratorio Ciqa fue seleccionado a través de una licitación pública en la que hubo dos oferentes: la UTN y la Universidad Católica de Córdoba (UCC). Ciqa, de la UTN, fue el elegido para analizar el agua de la Capital y la UCC, para las 49 localidades del interior de la provincia que controla el Ente, explicó un vocero.

Sobre la posibilidad de que haya un conflicto de intereses por ser un funcionario del Gobierno integrante del laboratorio que audita el agua, en el Ersep no respondieron. Reiteraron que la selección fue por licitación pública.

El Ciqa también hace los análisis que toma como pruebas el fiscal Alejandro Peralta Ottonello, de Alta Gracia, en su investigación para determinar si hubo daño ambiental. Al ser consultado sobre este asunto, el fiscal dijo desconocer quienes dirigen el Ciqa. "Fue el laboratorio que recomendó la Policía Judicial", sostuvo. "Sabemos que pertence a la UTN y fue recomendado como la máxima autoridad para realizar estos estudios."

Britch no respondió a las consultas de este diario.

Sitio web del Ciqa

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo