?>

El cambio en la calificación se sacó un No Sati

La provincia de Buenos Aires modificará, a partir de 2015, la forma de evaluar en la primaria. Córdoba seguirá como hasta ahora.

Una nueva forma de calificar a los estudiantes de primarias bonaerenses desembarcará el año que viene. La gestión del gobernador Daniel Scioli dispuso que los alumnos de primero a tercer grado serán evaluados en función de un Regular, Bueno y Muy Bueno. Mientras que los de cuarto a sexto, del 4 al 10. De esta manera se eliminan de la libreta los 1, 2 y 3 por resultar “estigmatizantes”.

Sin embargo en Córdoba no habrá cambios en las formas de calificar. El ministro de Educación provincial, Walter Grahovac, anunció que se mantendrá el esquema actual. “Cambiar el sistema en este momento traería mucha confusión. No va a colaborar”, indicó en declaraciones radiales.

Entre los cambios dispuestos en provincia de Buenos Aires, también figura la modificación del boletín. Este pasará a llamarse “libreta de trayectoria”. En nuestra jurisdicción, sí hubo variaciones al respecto, pero para nivel inicial.

Se extiende la unidad. Desde hace dos años, el Ministerio de Educación provincial pone en marcha un nuevo sistema de promoción para estudiantes de la primaria. En una prueba piloto con 250 escuelas, se estableció que primero y segundo grado iban a formar parte de una unidad pedagógica. Por lo tanto, los estudiantes iban a tener promoción directa.

La experiencia se replicó este año en unas 150 escuelas más y estaría dando buenos resultados, indicó el funcionario. El objetivo de esta medida es lograr que aprendizajes, como la lectura, sean evaluados en función de la trayectoria completa y no de lo que acontece en un solo grado.

La modificación en el sistema de aplazos de la provincia de Buenos Aires generó una serie de críticas desde distintos sectores. 

En Capital federal, el ministro de Educación Esteban Bullrich indicó: “Estas medidas son un ataque más a la educación pública, por parte de los que dicen defenderla”.


Sumate a la conversación
Seguí leyendo