?>
Córdoba

El 30 por ciento de los desagües tiene problemas

Se calcula que un 30% de los desagües tiene problemas crónicos. El sur es la zona más crítica de anegamientos, por cercanía al Canal Maestro.

Cuando en Córdoba las precipitaciones se hacen constantes, algunas de las calles se convierten en ríos. De las 7 mil bocas de tormentas que hay en esta ciudad, “cerca de 2 mil tienen problemas crónicos de obstrucción”. Así lo informó a Día a Día el actual jefe del área de Desagües Pluviales, Jorge Godoy, quien está en reemplazo de Carlos Zalazar por licencia.

Esperando un pronóstico más alentador para estos días, Godoy anticipó: “La ciudad no tolera fuertes lluvias. Hay lugares críticos que necesitan mantenimiento constante. Es el caso del barrio Los Granados, que está ubicado a un metro sobre el nivel del Canal Maestro de la zona sur. Si no se limpia con regularidad, el agua entra a todos los hogares”.

En cuanto a los problemas crónicos, el encargado del área dijo, además, que hay cerca de 2 mil bocas de tormenta con problemas crónicos de desagües, incluso gran parte de los inconvenientes se deben a “obras que fueron mal realizadas desde el sector privado”. 

Citó el caso de la avenida O’Higgins, en barrio Ampliación San Carlos, que con sólo algunos milímetros el agua ingresa en la casa de los vecinos. 

“Cómo serán de habituales los problemas, que en algunos barrios los vecinos ya nos conocen”, comentó el trabajador.

En relación con el trabajo de las cuadrillas, el subdirector de Obras Viales, Matías Alejandro Salum, expresó que “no dan a basto, ya que sólo hay en las calles ocho o nueve personas trabajando, debido a que ahora hay personal en licencia por vacaciones”. También remarcó: “La ciudad tiene problemas crónicos, como la zona sur por no tener pendientes o los barrios con calles de tierra”. 

Frente a las posibles contingencias, desde el municipio aseguraron que “desde octubre se vienen realizando tareas de mantenimiento diarias”. 

Precisamente, el secretario de Infraestructura, Héctor Di Forte, asumió: “Si se llueven 200 milímetros de una sola vez, quizá resulte difícil de contener. Pero sabemos que la ciudad está en condiciones de recibir largas precipitaciones”. 

Los residuos más comunes que producen anegamientos son las botellas de plástico, basura domiciliaria y escombros, entre otras cosas que tiran los vecinos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo