?>
Córdoba

El 14 por ciento de los bebés tiene una mamá sub-19

En 2013 fueron 7.709 los partos de mamás adolescentes, una proporción de 13,7 por ciento del total de nacimientos. A pesar de los esfuerzos en prevención, este número no decae. 

En mayo de este año, una noticia sorprendió en los titulares de los diarios. Una niña de 12 años daba a luz en el Hospital Misericordia. El bebé nacía con 2,40 kilogramos, en forma prematura, y poco tiempo después era dado de alta para regresar a barrio Obispo Angelelli, de donde era oriunda la mamá. Lo que este dato puro y duro no advertía es que el fenómeno de la maternidad adolescente no da el brazo a torcer en Córdoba. 

Las más recientes estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación –difundidas el martes pasado–, indican que el porcentaje de embarazos en menores de 19 años no disminuye en la provincia. Según las Estadísticas Vitales, en 2013 dieron a luz 7.709 chicas menores de 19. Es más: de ese total, 174 tenía menos de 15 años. 

Si se comparan estas cifras con anuarios anteriores, es posible afirmar que esta problemática no cambia, pese a los esfuerzos. Así, en 2010, el 14,6 por ciento de los nacidos vivos en Córdoba fueron dados a luz por chicas menores de 19. Cuatro años más tarde (el mínimo de tiempo que se requiere para analizar tendencias en salud), el porcentaje se mantenía en 13,7 (ver “El Info”). 

Los impactos. Podría decirse que –desde el punto de vista social– no existen diferencias entre un embarazo de una menor de 15 (niñas madre) que en una menor de 19 (estas se consideran madres adolescentes). El impacto en la familia es el mismo: un adulto (suele ser la madre de quien da a luz) se hace cargo del bebé. Y la joven por lo general abandona la escuela. 

Pero en lo biológico sí existen diferencias. A los 15, el organismo de las chicas no alcanza a desarrollarse. Por lo general, los partos se realizan antes de tiempo. Se consideran prematuros. Y si el embarazo no estuvo controlado (algo que acontece en el 50 por ciento de los casos que se atienden en el sistema público) hay riesgo para el recién nacido. 

Desde las maternidades aseguran que no existen problemas de abastecimiento con los anticonceptivos. Los distintos métodos se encuentran en hospitales y dispensarios. El problema pasa por la escasa apropiación que los jóvenes hacen de esas herramientas. El tema es, coinciden todos, que la educación sexual aún no se hace fuerte en los colegios, pese a que una ley nacional la impone desde 2006. 

Proyectos de consejería realizados por el Programa de Instituciones Sociales y Salud de la Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) advierten que muy pocas escuelas primarias de la provincia dictan este tipo de contenidos. 

Otro dato a tener en cuenta es la anticipación del debut sexual de los jóvenes. Encuestas realizadas por el área de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud provincial fijan entre los 12 y los 13 años la edad de las primeras relaciones sexuales. No es el amor sino la curiosidad lo que los impulsa a la primera vez, advierten los sondeos.

17 por ciento termina la secundaria
Otro dato revelador de las recientes Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud de la Nación es que apenas el 17 por ciento de las madres menores de 19 años logra terminar el secundario. En 2013, fueron 1.295 chicas sobre un total de 7.709. 

El gran grueso de las madres adolescentes tenía el secundario incompleto. Esto es: la maternidad las agarró cursando sus estudios. O bien, ya los habían abandonado. Fueron 4.627 chicas en total. Finalmente, unas 1.776 apenas si terminaron la primaria. 

Por lo general, la escuela no resulta atractiva para las jóvenes madres. Las chicas se ven tentadas a abandonar sus estudios por el tiempo que requiere el bebé, ni bien éste nace. Al menos esto es lo que piensan los estudiantes de la escuela Brigadier San Martín, de barrio Argüello Mercantil. Sus valiosos testimonios sirvieron para un informe publicado por este diario en la primavera pasada.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo